Compo vegetal


Estamos a principios de Marzo y aún hace frío, pero en los días soleados apetece salir a dar una vuelta por las laderas iluminadas frente al mar. A primera hora las gotas de rocio se mecen en las briznas de hierba y reflejan la luz como diamantes formando un pequeño firmamento en la tierra, bello y efímero. El invierno deja atrás un reguero de plantas secas que ya esparcieron sus semillas,  pero que aún persisten en mostrar su pasado esplendor. La primavera viene, la naturaleza se renueva.

Olympus E-M1 + MZuiko 60 macro

2 amigos han escrito:

Eduard Marquès dijo...

Preciosa i precisa, suposo que ha de ser molt difícil composar amb precisió.

XuanRata dijo...

Parece tomada en el preciso momento del despertar.

Un abrazo.