Leopoldo Pomés


Enero 2012.
Decidme pesado, pero la espo de Leopoldo en La Pedrera de Barcelona es de aquellas imprescindibles. Se podrá visitar a partir del 10 de Marzo de 2015 y os diría que incluso merece la pena un viajecito para los que no sois de Barna y os guste la buena fotografía.
Por esta vez he preferido el color al BN para un retrato, los tonos ayudan a crear la atmósfera visual correcta. No se que pensará de ello el Sr. Pomés, ya se lo preguntaré en la expo porque seguro que iré por allí!

Glamour


Barcelona, Febrero de 2015

Olympus E-M1 + MZuiko 12-40

Mirando al futuro


Una imagen con esperanza, necesaria en los tiempos que corren.

Olympus E-M1 + MZuiko 40-150 F4-5.6

El descanso


Frente al Macba, Barcelona, Febrero 2015.

Olympus E-M5 Mark II + MZuiko 40-150 F4-5.6

Presentación Olympus E-M5 Mark II


El próximo jueves haremos la presentación de la nueva Olympus E-M5 Mark II en FotoK de Barcelona y luego nos iremos a dar una vuelta a hacer fotos por los alrededores del Macba. ¿Te apuntas?
Por cierto, el manual de instrucciones en castellano ya se puede descargar aquí.

Olympus E-M5 Mark II + MZuiko 17mm

Abstracción por movimiento



Muy pocas personas tienen la capacidad de transmitir a los demás una idea o sensación que sólo existe en su cabeza.
La técnica es el medio, pero lo realmente importante es la creatividad.

Olympus E-M1 + Sigma 150 macro

Selfie with the monkey


Badalona, Febrero de 2015.
Un ligero reencuadre para poner el horizonte recto y listos!

Flores de almendro



Olympus E-M1 + MZuiko 40-150 F:4-5.6 + Aro extensión

Tempus fugit


Barcelona, Febrero 2015.

Olympus E-M1 + MZuiko 40-150 F:4-5.6

Noemí Cuadras y Benjamí Gómez.


Teatro del bueno. Ellos son los directores de la versión de Full Monty que vimos días  atrás en el teatro Albéniz de Tiana interpretada por el grupo Els 9Pins, y quería aprovechar para deciros que el próximo 28 de Febrero harán una única y última actuación con este montaje en el Teatro Zorrilla de Badalona. Si podéis no os lo perdáis!

Olympus E-M1 + MZuiko 12-40

Abstracción vegetal


Olympus E-M1 + Zuiko 150 F2

Siempre hay belleza en lo que hacemos por amor.


Aunque muchas veces no nos damos cuenta de ello.

Olympus E-M1 + MZuiko 45 F1.8

Mercedes


Guapa. eh! Y sabe mucho de Fotografía!
Quería comentaros que este viernes 13 de Febrero haré una charla y proyección en la Penya Fotogràfica de Badalona sobre Fotografía Casual, Técnica y Estética. Me dieron carta blanca para elegir el tema y me apetece mucho hablar de mi manera de ver La Fotografía. Ah, por supuesto es gratis!

Pasó por mis manos: MZuiko 40-150 F2.8 Pro

MZuiko 40-150 + duplicador 1.4X, equivalente a 420mm F4  iso 200


Gracias a los chicos de Olympus España he podido disponer durante unos días de este nuevo objetivo mas el teleconvertidor dedicado MC-14. La verdad es que el tiempo de prueba se me ha hecho corto, cosa que da una idea de por dónde va  a ir mi opinión del mismo. Veréis que las fotos aparecen en esta entrada un poco más pequeñas de lo habitual, pero si clicáis encima las podréis ver a un tamaño generoso, cosas de blogger. Los datos de toma aparecen al pie de cada foto, y la cámara utilizada para la prueba ha sido en todos los casos la Olympus E-M1 actualizada al firmware 2.2. Vamos allá:

40-150 + duplicador 1.4X,  F9 iso 640

El tamaño y peso de este 40-150 es el que se espera de un objetivo pro para el estándar m4/3: 160 mm de longitud, 76 de diámetro y un peso de 760 gr. sin collar para el trípode. Si pensamos que sería el equivalente a un 80-300mm F2.8 en cámara de carrete entonces vemos que las medidas y peso son realmente contenidos y una de las razones de su atractivo para muchos fotógrafos. El teleconvertidor MC-14, exclusivo de momento para este objetivo, lo convierte en el equivalente a un 420mm F:4 añadiendo tan sólo 15mm de longitud y 105 gr. de peso. 
Pero es en la vida real donde me interesaba probarlo, llevándolo en la bolsa en mis paseos por los alrededores del Pont del Petroli, en Badalona.

Toma a 40mm

Toma a 150mm
El enfoque se ha mostrado rápido y preciso, cosa que permitió fotografiar escenas que se daban en muy pocos segundos de margen:

150mm F:2.8 1/2500 seg. Iso 200
En cuanto al enfoque continuo, eligiendo un grupo de 9 puntos de enfoque centrales pude fotografiar con bastante fortuna de manera repetida gaviotas en vuelo suave, aunque en ese campo hay todavía margen de mejora, de momento uno de los puntos débiles de las cámaras sin espejo:

150mm F:5.6  1/1250 seg. Iso 200

En cuanto al viñeteo, no se aprecia a simple vista, un factor a olvidar incluso con el teleconvertidor montado. Lo mismo podríamos decir en cuanto a las deformaciones a cualquier focal, simplemente son inapreciables.

210mm, F:4  1/640 seg. Iso 200. Ausencia de viñeteo.

La resolución de este objetivo es altísima a cualquier focal y un poco más abajo volveremos al tema. Incluso con el teleconvertidor montado las imágenes presentan una muy alta nitidez que permiten recortar y reencuadrar la imágen original:

210mm, F:4  1/800 seg Iso 200
Recorte al 100% de la imagen superior
En cuanto a las aberraciones cromáticas lo único que puedo decir es que cuesta mucho encontrarlas, tan sólo en algunas escenas de muy alto contraste a 150mm de focal en las esquinas del fotograma podemos encontrar alguna leve presencia, pero pasan desapercibidas y son fácilmente eliminadas por el programa de edición.
Los reflejos o flares están muy bien controlados incluso en escenas en las que incluímos el sol dentro del encuadre, pudiendo jugar a hacer "estrellas" de luz gracias a las 9 palas del diafragma:

210mm F:11 1/40 seg a pulso Iso 500
Así mismo, los puntos de luz desenfocados presentan buen aspecto:

210mm F:4  1/640 seg. Iso 500
Y en cuanto al desenfoque en si, me ha parecido muy armonioso, de transiciones suaves incluso con el teleconvertidor montado:

210mm F4 1/320 seg. Iso 200

Una sorprendente capacidad de este MZuiko 40-150 es su mínima distancia de enfoque de 70 cm. desde el sensor que permite adentrarnos en el mundo del macro gracias a su factor de ampliación de 0,42X equivalente en fotografía tradicional, pasando a ser de 0,59X utilizando el teleconvertidor:

210mm, F:9 1/80 seg Iso 500  + Trípode
Máxima ampliación a 150mm

Máxima ampliación con teleconvertidor, 210mm
La luminosidad mínima de F:2.8 y su focal convierten este objetivo en ideal para utilizarlo en actuaciones musicales o representaciones teatrales ya que combinado con la precisión de enfoque, el estabilizador de imagen de la cámara y el uso de sensibilidades altas permiten obtener imágenes nítidas disparando a pulso en entornos con muy poca luz:

Representación obra Full Monty, grupo de teatro Els 9Pins.  40mm F:2.8  1/20 seg. Iso 2500
90mm F:2.8 1/10 seg Iso 1600 a pulso
La estabilización de imagen es fundamental en este tipo de imágenes tomadas a pulso, llegando a  obtener imágenes aceptables a velocidades de hasta 1/8 seg, incluso a 1/5 de seg. con apoyo para el codo:

150mm, F2.8 1/8seg. 3200 Iso a pulso
Por último, no podía dejar de hacer una comparativa con un par de objetivos similares que tenía por casa. Se trata de un Zuiko 150mm F2 de 4/3 que me dejaron también en Olympus, y un Sigma 150 macro F:2.8. Ambos fueron paradigmas de calidad en su momento tanto por luminosidad como por calidad de imagen, aunque 10 años de diferencia respecto a este MZuiko 40-150 es un mundo cuando se habla de calidad óptica. Os dejo una muestra comparativa de resolución al 100%, teniendo en cuenta que la esquina es en el extremo máximo del fotograma:


Y ya puestos también os dejo la comparativa a F:4 sin montar el teleconvertidor y con él montado, la pérdida de calidad es mínima tan sólo en la esquina del fotograma y en todo caso, aguanta bien la comparación con los objetivos de más arriba:


El resumen es que este nuevo MZuiko 40-150 y su acompañante el teleconvertidor MC-14 tienen una calidad apabullante, así como un tamaño y facilidad de uso tremendas aunque en realidad es lo que se espera de objetivos de gama Pro. Es sorprendente cómo sigue la filosofía marcada por su hermano el MZuiko 12-40 F:2.8 Pro, sus comportamientos son calcados y ambos van sobrados como se dice popularmente, cosa que augura una buena previsión por parte de la marca de cara a la aparición en un futuro de cámaras con prestaciones más elevadas que la gama actual. 
La cuestión del precio, unos 1600 € en tienda nacional por el kit 40-150 y teleconvertidor, quedaba supeditada a las prestaciones y como queda patente me ha parecido elevado pero justificado, y si pensamos en objetivos similares de 300 mm F2.8 para cámaras de formato de sensor de 24 x 36mm nos puede llegar a parecer hasta barato. 
Os dejo unas cuantas imágenes más de muestra y también agradeceros que hayáis llegado leyendo hasta aquí, ha sido un placer!











La luz del Olympo


Jejeje, la idea del título la apuntó mi amigo Manel Lanzón, y no he podido dejar de seguir la broma. Por cierto, no se si se aprecia que la señora del centro me miraba mal ya que me fui corriendo para ganar un poco de distancia con ellos y tener perspectiva. Debía pensar que estaba un poco loco...

Olympus E-M1 + MZuiko 40-150 + duplicador 1.4X