Drac de Menorca


No me prodigo yo con estos BN apocalípticos, pero efectistas si que son, pardiez!

Olympus E-M1 + Pana 7-14 + Flash Olympus FL600

Sobre el futuro de las cámaras fotográficas.


Olympus E-M1 + Sigma 150 macro.

Me he dejado llevar y he escrito unas reflexiones sobre las cámaras del futuro, con especial incidencia en las que más me gustan :-)

¿Todo aquel que tiene una cámara es fotógrafo? Una respuesta conciliadora a tan espinosa pregunta es que todo el mundo tiene derecho a intentarlo, independientemente del resultado que consiga. Creo que podríamos estar de acuerdo en que una buena herramienta facilita el trabajo, sea éste del tipo que sea, y por eso nos fijamos en los utensilios de los profesionales para intentar asegurarnos parte de su buen hacer cuando les imitamos tanto si se trata de un mecánico de coches o una fotógrafa cotizadísima. Llegados a este punto ya podrían surgir distintas opiniones sobre el tanto por ciento de incidencia de los equipos en los buenos resultados que obtienen esos profesionales ya que un buen mecánico puede solucionar una avería de manera transitoria con un poco de cinta americana o una brida porque sabe dónde ponerlas, por ejemplo, y la fotógrafa que nombrábamos más arriba es capaz de editar un libro precioso a base de imágenes tomadas con cámaras de carrete de usar y tirar, sirva también de ejemplo. A todo esto, no olvidemos que hay oficios que se basan tan sólo en el buen hacer del profesional sin apenas utilizar herramientas, por ejemplo una azafata o un camarero, pero me estoy saliendo del tema.
El futuro de las cámaras fotográficas a corto y medio plazo creo que tiene dos variantes muy diferenciadas: por un lado la mayoría de la gente seguirá tomando fotografías de manera fácil y contínua con dispositivos multifunción muy ligeros y portátiles,  cada vez más sofisticados y con mejores prestaciones. Esa parte del pastel continuarán llevándosela los fabricantes de teléfonos ya que para el no aficionado a la fotografía no tiene sentido llevar siempre encima el móvil, dispositivo con un montón de capacidades diferentes, mas una cámara que por muy pequeña que sea continuará siendo mas grande y pesada que el anterior, ¡y sólo hace fotos! Las compactas tienen los días contados.
Por otro lado, se seguirán haciendo cámaras fotográficas para aficionados avanzados y profesionales que justifiquen su coste y peso por una ganancia evidente en cuanto a calidad respecto a los dispositivos móviles. Estas cámaras han de ser de objetivos intercambiables para adaptarse mejor a las diferentes situaciones fotográficas y así rendir al máximo en cuanto a calidad de imagen en cada una de ellas, aunque seguramente veremos dentro de poco aparatos especializados en facetas fotográficas concretas.
Pero el peso y el tamaño (mas el precio) es un problema en las cámaras con bayoneta, prentaprisma y espejo. Conozco muchos fotógrafos profesionales, de los que se ganan la vida vendiendo sus fotos, que utilizan un móvil para captar imágenes de manera rápida, una cámara de objetivos intercambiables sin espejo “de apoyo” según ellos y una o varias réflex para sus trabajos alimenticios.
Las cámaras digitales réflex de sensor de 24 x 36mm son una concatenación de compromisos técnicos heredados del pasado. El tamaño del sensor había de ser ese para hacer una transición lo menos traumática posible de las cámaras de carrete a las digitales y aprovechar las ópticas disponibles. El espejo se mantuvo porque en el momento de implantar el sensor digital todavía no había la tecnología necesaria para sustituir el pentaprisma por un visor digital de calidad, cosa que en la actualidad ya es posible. Esos dos compromisos, tamaño de sensor y pentaprisma/espejo, condicionan el tamaño y el peso de la cámara con sus correspondientes objetivos. En teoría, si se elimina el conjunto pentaprisma/espejo y se reduce el sensor, todo puede ser más pequeño, ligero y barato, y aquí es donde aparecen las cámaras de objetivos intercambiables sin espejo. Éstas ya no están condicionadas por compromisos técnicos o comerciales previos y han aparecido varios sistemas diferentes que proponen soluciones en esa dirección. Bien, llegados a ese punto, visualicemos mentalmente otra vez al sufrido fotógrafo que arrastra una mochila en la que encontramos uno (o dos) cuerpos réflex FF, un zoom luminoso 24-70mm, otro 70-200, un fijo de 14mm y otro de 85mm F1.2, un duplicador, un flash, y en muchas ocasiones un trípode. Si lo sentamos frente a una cervecita y le preguntamos por un deseo confesable, hay muchas posibilidades de que nos diga que está harto de la maldita mochila y que daría lo que fuera por poder hacer fotos llevando el equipo en una discreta bolsa de hombro. Esa también es la idea primigenia de los sistemas sin espejo, pero en mi opinión no acaba de cuajar en la oferta de cámaras y objetivos que encontramos en los escaparates actualmente y que ha motivado que ponga sobre el papel estas reflexiones.
La técnica siempre va a favor de la miniaturización y la ligereza. Los avances técnicos no hacen que las cosas sean más grandes y pesadas, sino mas pequeñas, livianas y con suerte baratas. Las cámaras sin espejo por definición habrían de seguir esa premisa igual que los objetivos, pero no estoy del todo seguro de que los ingenieros  y los diseñadores lo tengan claro en el fondo. Me asusta cuando un fabricante presenta una cámara tope de gama con o sin espejo y en la foto de promo aparece con el grip y un objetivo grande con el parasol montado. El sufrido fotógrafo que hemos dejado descansando anteriormente no se sentirá muy ilusionado al ver la nueva cámara, incluso la peligrosa idea de que es más de lo mismo le rondará la cabeza y recordará con añoranza aquella Pentax MX tan pequeña, aquella ligera Nikon FM que lo aguantaba todo o aquella Olympus OM-4 titanio que cabía en la palma de la mano junto con dos objetivos, todo ello sin olvidar a las Leica.

Me horroriza la idea de que las cámaras y objetivos profesionales o de altas prestaciones hayan de ser grandes, para eso ya están las de formato medio. Las cámaras para llevar encima, para trabajar con ellas colgadas del cuello, han de ser pequeñas y ligeras por muy tope de gama que sean y el futuro creo que pasa por ahí. Me gustaría que esa idea arraigara en los departamentos de I+D,  creo que todos los que hacemos fotos seríamos un poco más felices.

Barcelona, 11-9-14


Olympus E-M1 + MZuiko 17mm

El movimiento es bello!


Olympus E-M1 + Sigma 150 macro

Composición, divina palabra


Olympus E-M10 + MZuiko 14-42 EZ. 3200 iso.

Moda ambulante


Olympus E-M1 + MZuiko 17mm

Joel y su pequeño tesoro.


Creo que ya lo he comentado en la entrada anterior, estos días ando probando el zoom MZuiko 14-42 EZ, el pequeñín, montado en la Olympus E-M10 para ver que tal se comporta. De esta foto tomada con él me encanta el desenfoque posterior o bokeh, una prueba más de que no hay que tener prejuicios con las cámaras micro 4/3 y los objetivos de "kit"...

Olympus E-M10 + MZuiko 14-42 EZ

500Pix Global Photowalk



Esta mañana se ha celebrado en Barcelona una de las salidas englobadas dentro el evento que da título a la entrada. El amigo Josep Casulleras ha sido el encargado de diseñar el recorrido y llevarnos por el buen camino, y el calor más el buen rollo nos han acompañado toda la mañana, ¡Ha sido una ocasión fantástica para practicar fotografía de calle!
Personalmente, he hecho un poco de trampa y me he llevado dos cámaras: la Olympus E-M10 con el pequeño 14-42 EZ montado y la E-M1 con el 40-150 (no, el nuevo Pro todavía no ha llegado, jejeje). Llevo unos días utilizando el zoom pequeñito para hacerme una opinión sobre él, y creo que lo justo es montarlo sobre la E-M10 ya que son compañeros de generación. 
Venga, os pongo las fotos, el formato de Blogger sigue siendo mi preferido para enseñar imágenes y hablar de mis cosas:


Josep justo después de la charla inicial
Junto a la torre Agbar
Llegando al primer punto de reunión
La foto de grupo, bueno, cómo se hizo!
Camino als Encants Vells
En el edificio popularmente llamado "La Grapadora"
En el mismo sitio, no pude contenerme'!
Un ángulo imposible
Compo sicotrónica
Creo que no se fiaba...
Un poquito de luz es suficiente
Igual que la anterior
A la salida volví a arrastrar la cámara...
Un pequeño paseo nos llevó a la Sagrada Família
Una imagen refrescante, pero no os engañéis, hacía mucha calor!
No podía faltar un BN
Y la última
Bueno, ya está, la mañana no dio más de sí. Quería de nuevo agradecer el esfuerzo de Josep y una vez más he podido comprobar que la gente que está en esto de la Fotografía es de lo mejorcito que hay. Saludos! 

Polygonia c-album


Olympus E-M1 + Sigma 150 macro + Flash Olympus FL14

La gallina cococó


También hay belleza en lo cotidiano!

Olympus E-M1 + MZuiko 17mm

Anochece


Edito: El próximo 4 de Octubre haré en Lloret de Mar una proyección del audiovisual del libro "El Mar" dentro de la programación de FOTOgraphicParets. Aquí encontraréis toda la información, dentro del apartado ponencias.

Olympus E-M1 + MZuiko 40-150

Olot, Agosto 2014


En la Fira de Fotografia d'Autor dentro de la Biennal Fotogràfica d'Olot.

Olympus E-M1 + MZuiko 17mm

Sympetrum fonscolombii


¡Es divertido jugar con los reflejos del sol y la luz del flash!

Olympus E-M1 + Sigma 150 macro F2.8 + Flash Olympus FL14

Selfi con el mono


Selfi con el mono.
En la playa de Badalona tenemos una estatua del Anís del Mono, a pocos metros de la factoría donde se fabrica desde hace muchos años. Se está convirtiendo en un objeto de atracción y fotográficamente es una mina, no tanto por sí misma como por la gente que atrae. Una curiosidad: el dibujo original, y la estatua creo que también, reproducen el rostro de Charles Darwin ya que cuando comenzó la comercialización de este licor, allá por 1870, la discusión sobre el origen del ser humano estaba a la orden del día...
Fotográficamente hablando, estoy deseando probar los nuevos objetivos m4/3 que presentará Olympus en Septiembre, seguramente un 40-150 F2.8 junto con un duplicador de focal 1.4X. La foto que ilustra esta entrada está tomada con el sencillo 40-150 F4-5.6, con el nuevo objetivo que comento hubiera sido posible desenfocar las tres torres del fondo, por ejemplo, si hubiera utilizado la máxima apertura de F2.8. En fin, paciencia que todo llega!


Olympus E-M1 + MZuiko 40-150

Clave alta veraniega


Olympus E-M1 + MZuiko 40-150

Creo que tarde o temprano tendré que hacer una segunda entrega en forma de libro con fotos de El Mar! Sirva esta refrescante imagen para deciros que éste sábado día 30 de Agosto estaré en la Fira d'Autor que se organiza dentro de las actividades de la XI Biennal Fotogràfica d'Olot, en Girona. Diferentes autores estaremos allí desde las 10 de la mañana vendiendo obra y libros, así que si vais por allí no dejéis de pasar a saludarme! Os copio un mapa de la ubicación exacta de la fira: