Prueba objetivo Olympus Zuiko 150mm F2


La verdad es que tenía ganas de probar este mítico Zuiko 150mm F2 sobre una Olympus de última generación, en concreto la EM1 MKII con sensor de 20 megapíxeles.  En el momento de su presentación, Octubre de 2004,  a este objetivo  le acompañaba como cuerpo de cámara la Olympus E-1 con sensor de 5 megas de resolución, ¡cuatro veces menos que su hermana actual! Mi curiosidad estaba motivada precisamente por saber si el objetivo aún mantenía el tipo con una cámara actual. Como los amigos están para eso, le pedí a Paco Calvino su preciado 150 F2 y el me lo cedió amablemente, seguramente porque no se acuerda de que el precio oficial son 2800 €...

ISO 200, F4, 1/80 seg.

Antes de nada recordar que si clicáis encima de cada imagen os llevará a su versión a resolución original para descargar si queréis, sin trampa ni cartón.
Este 150mm F2 forma parte de aquella família extraordinaria de objetivos que Olympus desarrolló al más alto nivel óptico para sus cámaras del sistema 4/3: el 90-250 F2.8, el 300 F2.8, un 14-35 F2 y un 35-100 también F2, además de éste 150 que hoy pasa por aquí. Afortunadamente estos objetivos siguen funcionando sobre las cámaras m4/3 mediante adaptador, y en concreto la serie de las E-M1 disponen de píxeles especiales en el sensor que ayudan al enfoque con estos objetivos.

ISO 640, F2.8, 1/250 seg.

Este 150mm F2 pesa 1650 gr de puro metal y cristal. El tacto al usarlo es simplemente soberbio y tiene un tamaño aún aceptable para utilizarlo a pulso.  Las especificaciones técnicas son las esperadas para un objetivo de esta gama: 11 elementos ópticos montados en 9 grupos, enfoque interno flotante, sellado contra agua y polvo y diafragma de 9 palas, todo un lujo para obtener bellos desenfoques si lo unimos a su luminosidad máxima de F2, o una calidad de imagen pasmosa cerrando un par de pasos de diafragma.

ISO 200, F5.6, 1/800 seg. a pulso

En cuanto al enfoque automático, el funcionamiento es correcto. Evidentemente es un poco más lento que el 40-150 F2.8 Pro, pero aún así es plenamente utilizable. Incluso el enfoque de seguimiento C-AF demostró ser fiable con buena luz y sujetos de movimiento uniforme como un veterano ciclista:

ISO 200, F4, 1/2000 seg. autofoco contínuo C-AF

En situaciones de poca luz hemos de ayudarnos con isos altos y diafragmas abiertos, y el enfoque automático aún será operativo, aunque el porcentaje de imprecisiones aumenta. Aquí es fundamental practicar y conocer las reacciones del conjunto càmara/objetivo,  os puedo asegurar que después de media hora en el polideportivo las fotos empezaron a salir aceptablemente disparando a pulso sobre todo en los tiros libres :-)!

ISO 3200, F2, 1/800 seg. a pulso

Me encantan los teleobjetivos, sobre todo si son extremadamente luminosos como éste ya que permiten varias estéticas diferentes dependiendo del punto de vista, apertura de diafragma, etc. Por ejemplo, me encanta comprimir los planos para unir elementos lejanos entre si cerrando el diafragma para que salga todo enfocado:

ISO 200, F11, 1/125 seg.

O también crear un juego visual entre fondo y primer plano a base de abrir diafragma y desenfocar lo que hay detrás pero dejándolo aún reconocible:

ISO 200, F2, 1/320

Así mismo, me encanta buscar un punto de vista que realce elementos seriados y algún factor que altere visualmente la secuencia, sobre todo si es factor humano :-):

ISO 200, F2, 1/6400

y por supuesto, como cualquier teleobjetivo, tiene el poder de acercar cosas lejanas, tan sólo es cuestión de buscar un buen encuadre y sicerramos diafragma a F5.6 por ejemplo, tendremos un plus de calidad de imagen:

ISO 200, F5.6, 1/400 seg.

Permitidme que me detenga un poco en este apartado de la calidad de imagen de este objetivo junto con el sensor de la E-M1 MKII. En distancias medias/largas y cerrando el diafragma la finura del detalle es sencillamente brutal, al nivel de los últimos Zuikos que ha desarrollado Olympus. Pongo un par de ejemplos:

ISO 200, F10, 1/1000 seg.

ISO 64, F8, 1/125

Éste no es un objetivo muy indicado para retratos de estudio ya que la distancia que hemos de poner con el sujeto es muy grande, aunque por calidad y desenfoque se pueden hacer cositas, sin duda. Es en la calle donde destaca en ese aspecto ya que podemos fotografiar rostros sin molestar a la gente al estar bastante separados, incluso pidiendo permiso como fue este caso:

ISO 200, F2, 1/320 a pulso

La alta luminosidad de F2 y el diafragma de 9 palas hace que los desenfoques sean muy acusados, y además la calidad de los mismos es extrema, muy armoniosa y sin artefactos extraños. Como ejemplo, unos aros de luz de las velas en el interior de una iglesia:

ISO 3200, F2, 1/160 seg.

Es aquí, en ambientes oscuros, donde destaca este Zuiko 150 F2. Hay que tener en cuenta que el estabilizador de la E-M1 MKII permite obtener imágenes nítidas a pulso a 1 /15 seg. con este objetivo, si a ello unimos su alta luminosidad y la posibilidad de subir el iso tan sólo necesitaremos un poquito de luz para obtener imágenes nítidas, como por ejemplo la pantalla de un móvilo:

ISO 3200, F2, 1/60 seg. a pulso

Conciertos, obras de teatro, iglesias, en definitiva interiores, esos son sitios perfectos donde salen a relucir las virtudes de este objetivo. Si medimos adecuadamente la luz y sobreexponiendo 0.7 diafragmas cuando utilicemos sensibilidades muy altas, tendremos imágenes luminosas libres de ruido en situaciones que nos parecerán increíbles, como los bancos de Santa Maria del Mar en Barcelona. Os aseguro que hay muy poca luz!

ISO 3200, F2.8, 1/20 seg. a pulso

Pero aún hay más. Olympus desarrolló para sus objetivos 4/3 un par de multiplicadores de focal y pienso que este 150 F2 es la lente ideal para utilizarlos. En concreto, se trata del 1.4X y del 2X, con lo que al montarlos las focales pasan a ser 210 F2.8 y 300 F4, siendo su equivalencia en cámara de carrete de 410mm F2.8 y 600mm F4. No está nada mal, eh? Pues otra vez gracias a una amiga, en este caso Araceli Merino, pude disponer de una unidad de cada multiplicador para hacer mis pruebas:

Multiplicador 1.4X, ISO 640, F3.5, 1/250 a pulso


Multiplicador 2X, ISO 400, F5.6, 1/1250 seg.

Ya habéis visto que no he resistido la tentación y aproveché los multiplicadores para hacer fotografía de aproximación, ello es posible ya que sube la ratio de aumento y se mantiene una distancia generosa al sujeto lo que facilita fotografiar animalitos asustadizos. La calidad de imagen con los multiplicadores sigue siendo altísima, incluso con el 2X, tan sólo la precisión del foco automátcio se resiente un poco con él en alguna ocasión.

ISO 200, F5.6, 1/640 seg.

Ya os he hablado de las cosas que me han gustado. Si tuviera que comentar algo en negativo, tan sólo serían un par de apuntes. Cuando utilizo diafragma F2 aparecen ligeras aberraciones cromáticas en el límite entre blancos y negros, sobre todo de color cián. Son fáciles de quitar con el programa de procesado, pero está ahí. Mejora mucho a F2.8 y a F4 ya no están, o sea que en realidad no es un problema., Y la segunda cosa es el peso. Un servidor está demasiado bien acostumbrado al m4/3 y se me hace pesado volver a llevar algo más de 2 kg colgados del cuello cuando llevo este 150 F2 mas la cámara. Aún así lo he disfrutado muchísimo, aunque si tuviera que elegir entre él y el 40-150 Pro lo tendría difícil!

ISO 200, F4.5, 1/125 seg.

Si un servidor dispusiera de un Zuiko 150 F2 no lo vendería, aunque  tuviera el 40-150 Pro. Me ha sorprendido la calidad que sigue dando junto con la E-M1 MKII, aunque hay que decir que Olympus lo hizo para eso y hay que agradecerles que siga en plena forma casi quince años después. Y lo que le queda!  Nada más, agradeceros que hayáis llegado hasta aquí y espero que dentro de poco aparezcan más novedades de Olympus para probar, seguro que si!

ISO 200, F2, 1/320 seg.
PD: Todos los archivos en Raw abiertos con Olympus Workspace para tratar el ruido y la recuperación de luces y sombras. Luego pasados a Photoshop para ajustar niveles e intensidad. Guardados en Tiff y pasados a jpeg de 8 bits y sRGB para colgar en internet.

Badalona, 8 de Marzo de 2019


Olympus EM1 MKII + MZuiko 12-40 Pro

Carnaval


Badalona, Carrer de la Creu.

Olympus Pen F + MZuiko 17mm

Cuando me das la mano...


...el mundo se vuelve pequeño.

Olympus Pen F + MZuiko 12-40 Pro

Hombrecillos lilas


Hay algunas especies de orquídeas en las que las flores tiene la forma de un hombrecillo colgando. La Baertia robertiana es una de ellas, aunque no la mejor en ese sentido, pero como de momento no hay de otras especies cerca de casa no me voy a quejar.

Olympus E-M1 MKII + MZuiko 60 macro

Hoy es 8 de Marzo...


...y  me hace una ilusión especial poner una foto de las dos alcaldesas que ha tenido mi pueblo, Badalona. Ellas son Dolors Sabater y Maite Arqué.
Feliz y reivindicativo dia de la Dona!

Olympus EM1 MKII + MZuiko 12-200

No por repetir las mentiras se convierten en realidad.


Badalona, Marzo 2019.

Olympus E_M1 MKII + MZuiko 12-200

La Barceloneta



Olympus E-M1 MKII + MZuiko 12-200

Un poco de felicidad.


La sensación de que ya está todo hecho en Fotografía puede llegar a ser agobiante. Pero hay maneras de luchar contra esta sensación. Una de ellas es insistir en fotografiar cada vez mejor aquello que nos gusta, aquello que nos hace sentir bien cuando lo hacemos. Un projecto es ideal porque nos da continuidad y cada vez vamos haciéndolo mejor sin darnos cuenta de manera que a la vez que desarrollamos el tema escogido estamos afinando nuestra manera de mirar. Es esta manera de mirar la que será nuestra, nadie mejor que uno mismo hará las fotos como nos gustan, pero hemos de trabajar mucho para conseguirlo. Ese es el reto. Un proyecto nos ayudará y no necesariamente ha de ser muy complicado. Por ejemplo, podemos hacer desde una serie de fotos de grifos de fuentes para decorar el pasillo de casa, hasta un libro que recoja la historia de nuestro país a lo largo de unos años. Pero por encima de todo el proyecto nos ha de ilusionar para sentir aquellas vibraciones en los dedos justo antes de apretar el obturador, que en realidad es para nosotros (pobres fotógrafos), un poquito de felicidad.

Olympus E-M1 MKII + MZuiko 12-40 Pro

Urraca


Olympus E-M1X + MZuiko 40-150 Pro.

Prueba objetivo Olympus MZuiko ED 12-200 F:3.5-6.3


Semanas atrás fué anunciado este nuevo objetivo todoterreno de focales extremas  que me llamó poderosamente la atención. Olympus ya dispone de dos referencias similares en este segmento, el MZuiko 14-150 II y el 12-100 F4 Pro, a los que se añade este nuevo 12-200 realmente espectacular por su rango focal. En teoría es un objetivo ideal para todo llevar, perfecto para viajeros o personas que no quieren ir cambiando de lente según la ocasión. Gracias a la amabilidad de los chic@s de Olympus España he podido disponer de una unidad durante unos días y paso a contaros mis impresiones.
A partir de este momento, si clicáis encima de cada imagen os llevará a la original en tamaño real que podéis descargar, aquí no hay trampa ni cartón :-). Vamos allá:


Nada más tener en la mano este 12-200 me llamó la atención el tamaño, la verdad es que lo esperaba más grande y pesado.  Aquí tenéis el sitio oficial y aquí y aquí hay más info técnica interesante. Cuando lo montamos en la Olympus EM1 MKII usada en esta prueba el peso total del conjunto se queda en 1060 gr., una cifra que se me antoja baja para todo lo que ofrece. La longitud es de 99,7mm y el diamtro de 77,5, siendo la rosca para filtro de 72mm. Como curiosidad, se le puede montar un portafiltros tipo Cokin P y no oscurece las esquinas a 12mm, una buena notícia para los amantes de los paisajes que utilizan filtros.


Este zoom monta 16 lentes en 11 grupos, 3 de ellas son asféricas y unas cuantas más son especiales, os pongo un diagrama donde se especifica su tipo y posición. Realmente la técnica óptica aplicada a fotografía ha avanzado mucho, un objetivo así era imposible hace unos años!

Otra buena notícia es que este 12-200 está sellado contra agua y polvo, por lo que es recomendable que haga pareja con un cuerpo de cámara que también lo sea si queremos aprovechar al máximo su potencial. Os pongo otra infografía con las zonas selladas:


El diafragma es de 7 palas y la parte interior está redondeada para un mejor desenfoque. La verdad es que la calidad del bokeh o parte desenfocada me ha sorprendido por su calidad, sin artefactos extraños y degradados suaves, muy en la línea de los últimos Zuikos que han ido apareciendo:


Ello es especialmente evidente cuando intentamos fotografías de aproximación gracias a su distancia mínima de enfoque. A 12mm de focal, esta distancia es de 22cm. desde el sensor, y a 200mm de focal la distancia es de 70cm al sujeto, con lo que podemos intentar macros de flores y animalitos con fondos desenfocados si disparamos a diafragmas abiertos:


Mi recomendación es que si queremos hacer fotos de aproximación es que no hace falta ir a la máxima focal de 200mm, si nos movemos entre los 100-150 mm y cerramos un poco el diafragma tendremos imágenes de alta calidad:


Así mismo, en situaciones de poca luz como interiores o nocturnas, el estabilizador de la cámara y la focal mínima de 12mm permiten disparar a 1 segundo a pulso obteniendo imágenes nítidas sin necesidad de aumentar mucho la sensibilidad:


Con el zoom extendido tenemos el equivalente a un 400 mm en cámara de carrete, lo que empezaria a 
ser un teleobjetivo extremo por ejemplo para salidas a la naturaleza y pillar algún conejo despistado o algún pájaro confiado:



Pero la versatilidad de este objetivo también nos ayudará en los paseos por la ciudad. En posición angular podemos tomar imágenes sin que la gente preste atención, literalmente estamos dentro de la escena:


Y en modo teleobjetvio podemos darle varias aplicaciones con estéticas diferentes, por ejemplo para retratos robados:


O bien para comprimir la perspectiva  y tener sensación de profundidad:


La única pega que le podría poner a este objetivo es que es poco luminoso, pero eso se soluciona fácil subiendo un poquito la sensibilidad. En mi caso además no tengo problema en trabajar con ISO automático y modo P cuando voy sin rumbo fijo por las calles ya que de esa manera tan sólo me he de concentrar en enfocar y disparar, es muy rápido! Por cierto, el enfoque de este 12-200 es del tipo MSC y enfoque interno con lo que encuentra foco de manera fácil aún con poca luz:


También me ha sorprendido agradablemente el comportamiento correcto cuando he metido altas luces dentro del encuadre ya que aparecen pocos flares y artefactos, como en la imagen que sigue. Hay que tener en cuenta que los objetivos con un alto número de lentes no son los más apropiados para este tipo de tomas, pero aún así se pueden hacer cosas. La estrellita del sol aparece cuando cierro el diafragma a F14 o más :-)


Y vamos haciendo un poco de resumen. Este MZuiko ED 12-200 F:3.5-6.3 es un objetivo que tiene muchos compromisos y sinceramente creo que cumple con ellos. La verdad es que me he divertido mucho utilizándolo, ya me sucedió con sus hermanos el 14-150 II y el 12-100 F4. Debido a su humilde luminosidad pero sobre todo a su potente zoom equivalente a un 400 mm es necesario cambiar un poco el chip cuando lo utilicemos.


Es bueno trabajar con un pasito más de sensibilidad para poder tener velocidades más altas, y si entre 150 y 200mm podemos cerrar un paso el diafragma, a F:8,  nos ayudará a mejorar la calidad de imagen. Por lo demás me ha encantado la versatilidad, evidentemente, los bonitos desenfoques aún siendo un objetivo no muy luminsoso y la posibilidad de hacer fotografía de aproximación, aunque eso también entra en el apartado de versatilidad. Los enemigos de este objetivo están en casa, pero lo que si puedo decir es que ese plus de focal respecto al 14-150 o de peso y tamaño respecto al 12-100 F4 lo hacen muy atractivo y una alternativa real a ellos.


Este 12-200 es un objetivo viajero que también puede darnos satisfacciones en las salidas a la naturaleza. No puede rivalizar con objetivos fijos específicos para tareas concretas, pero cumple dignamente con multitud de usos y en eso es un campeón. Como siempre, no deis mucho crédito a lo que dice un servidor y si podéis probadlo en vuestra tienda habitual para sacar vuestra propias conclusiones. Muchas gracias por llegar hasta aquí y como siempre, ha sido un placer!.


Posdata: creo que el goteo de nuevos objetivos va a ser contínuo en los próximos meses. A continuación os dejo la hoja de ruta actualizada a Febrero de 2019, clicad encima para verla en grande. Por ejemplo, se anuncia una família de objetivos fijos muy luminosos, más "brillantes" que los ya existentes F:1.2....