Feliz



Cuando hacía estas fotos me acordaba de las magníficas imágenes que Cristina García Rodero tomaba por esos pueblos de dios. La verdad es que fue toda una experiencia ver danzar a los gigantes, me pareció estar asistiendo a una ceremonia ancestral, hombres disfrazados de mujeres danzando al son de la música de cadencia lenta, repetitiva, y en el momento de mayor frenesí, giran como peonzas sobre sí mismos acampanando la falda y mostrando los pies del que danza y sufre al mismo tiempo. Cuando acabaron, el muchacho salió de dentro, feliz y cansado a la vez por haber dado vida a su amiga la giganta.

3 amigos han escrito:

Valjean dijo...

Muy buena foto. Me gusta mucho más tu vertiente "social" que la "naturalista"! Pero hay gustos para todo, claro... :-)

Abrazos!

Osselin dijo...

Buena foto social.

Anónimo dijo...

excelentes todas tus fotografias y sobre todo el sentido social de muchas de ellas mary