Nuevas estéticas


Pues sí, incluso dentro de la macrofotografía de naturaleza van apareciendo nuevos modos de fotografiar. En este caso la estética prima por encima del valor documental, ya no se trata de retratar un animalito como si fuera para una guía de campo sino de hacerlo dentro de su entorno y utilizando como recursos estéticos los enfoques selectivos y grandes zonas fuera de foco debido a la mínima profundidad de campo. En mi caso no utilizo más recursos que esos, además de buscar un punto de vista que incluya elementos para crear masas desenfocadas que ayudan a centrar la vista en aquello que interesa. He oído decir que hay personas que utilizan celofanes y elementos varios posicionados muy cerca del objetivo para lograr efectos más espectaculares todavía, pero en ese tema no quiero entrar. Como mucho en el procesado trabajo la luminosidad en alguna zona concreta y le pongo, oh pecado, un poco de viñeteo.
He de confesar que he sufrido de lo lindo para acertar el foco a diafragma F:2.8 y he hecho muchísimas fotos hasta lograrlo. Esta manera de hacer macros es muy gratificante estéticamente pero requiere, si cabe, de mucha más paciencia. 

Olympus OMD + MZuiko 60 macro

7 amigos han escrito:

Albert dijo...

Hace mucho que la macro-fotografía dejó de ser solo documentalista, para asumir un componente estético mas o menos importante. El ojo humano jamas desenfoca tanto como un macro, ni solemos usar una focal parecida, y pocas son las fotos en las que mostramos al "bicho" en su entorno.
Hace años, vi una foto de una Argiope (creo recordar) hecha por un amigo, y la foto que tomó de el su hijo, mientras hacía la captura... dos mundos absolutamente distintos y paralelos a la vez...
Buscamos la luz, la composición, el equilibrio, exactamente igual como en un retrato, o un paisaje...
la foto magnífica, como siempre

Jan Puerta dijo...

Así, le sale a uno el fotógrafo que lleva dentro Martín.
El macro no es lo mio y además viendo tu trabajo aun me ratifico más en no intentarlo. La próxima vez, llévate un termo con tila y miel. Ayuda mucho.
Un abrazo

Jose Antonio (http://mirados.wordpress.com/) dijo...

Disfruta con cada una de tus nuevas entradas y las magníficas reflexiones que les adjuntas. Esta foto me ha parecido, simplemente genial, de lo mejor que he visto en macro en muchísimo tiempo. Y coincido en lo que comentas de los celofanes, y elementos varios que se usan hoy para conseguir fotos estéticamente perfectas pero que yo creo que poco tienen que ver con lo realmente fotografiado. Porque además esos fondos, por ejemplo, tan perfectos, artificiales con colores amarillos y verdes tan perfectos, a lo único que llevan es a fotos que la mayoría de las veces son calcos unas de otras. Preciosas, estéticamente perfectas, pero me parecen ser siempre la misma foto. Con las orquideas ese tema se ha llevado ya a la saciedad. En fin, solo quería comentar que tu foto es de premio internacional, desde luego. No se si participas en este tipo de cosas pero con esta foto te podrías llevar alguna alegría bajo mi humilde opinión.

Xavi Heredia dijo...

Aquesta també m'agrada molt... tampoc et deu estranyar oi? Sobre la tècnica d'enfoc que menciones, quan una persona em va explicar que el millor per fer macros enfocades era tirar sense trípode em va semblar una divertida contradicció... fins que jo mateix vaig poder comprovar que era cert!

Una abraçada Martín.

Xavi.

ROSA DE CYAN dijo...

La foto es soberbia: composición, punto de enfoque y textura. Y dos’ hurras’: uno para animalito (que aguató la sesión como una ‘top model’ profesional) y el otro para el fotógrafo por su talento.

Un saludo

Vellmarí dijo...

Realment és una foto de premi. Un plaer poder gaudir d'aquesta obra. Benvingudes les noves estètiques

Erelea dijo...

Cada bicho tiene su personalidad, y le has dado en el clavo a la mantis... ahí quieta... esperando a la presa.

Como en el Facebook: ¡Me gusta!