Barcelona 1957. Leopoldo Pomés


Os dejo una pequeña crónica visual de la inauguración de la exposición de Leopoldo en la Fundación Foto Colectania. No me extenderé mucho, tan sólo decir que las fotos de esta muestra descubren un Pomés comprometido e implicado con el tiempo que le tocó vivir en su juventud, tanto que el editor no quiso publicarlas porque sólo aparecía gente normal y no la Barcelona monumental y folclórica que se quería vender.
Si por cuestiones de distancia no podéis programar una visita, el catálogo de la exposición es soberbio y podéis adquirirlo a través de la web de la fundación. 
La sala se puso a tope de personal. Creo que la persona que empieza a bajar la escalera es Paco Elvira.

La presentación junto con los responsables de la sala.

Leopoldo tuvo un momento para todo el que se lo pidió.

El catálogo de la expo, imprescindible.

Fotografía, una copa y un poco de conversación. ¿Se puede pedir más?

Hacía calor. La terraza de la sala estaba concurrida...

Lo que me costó que sólo saliera la chica!


Por allí corrían algunos nietos de Leopoldo
En el momento justo ella se giró regalándonos una sonrisa.
The End


5 amigos han escrito:

Jan Puerta dijo...

La exposición ojala pudiera verla. Pero la inauguración... todo un lujo.
Hoy se la recomendé a un amigo arquitecto que ha viajado a Barcelona.
Un abrazo

Josep Guiolà dijo...

Molt bon reportatge !!!. Intentaré anar a veure l´exposició.
Abraçada.

XuanRata dijo...

Exagerando un poco, tu reportaje es casi tan bueno como haber estado allí.
Gracias, Martín.

Martin Gallego dijo...

Josep, avisa'm si vens per Barna!
Por otro lado, soy consciente de que es un lujo poder tener tan a mano estos eventos fotográficos de primera magnitud. Es increíble la cantidad de actos fotográficos que hay estos días por aquí, todos gracias a la iniciativa privada y el entusiasmo de muchísimos amantes de la fotografía. En eso también tenemos suerte!
Un abrazo a todos y gracias por pasar.

NMR dijo...

Gracias Martín, me perdí la inauguración y me acercas un poco a ella aunque todavía tengo tiempo de ir.