Paisajes imaginados


Encerrado en un atasco en la ciudad, o después de interminables paradas de metro bajo tierra, en medio del agobio adictivo del trabajo, cuando a veces estoy rodeado de gente que chilla y ya no les oigo, cuando mis ojos añoran la luz del sol después de muchas horas de luz verdosa, o al buscar el silencio de una habitación, en esos momentos me encierro dentro de mí e imagino paisajes, paisajes como éste.

PD: Volviendo al terrenal mundo, si estáis pensando en adquirir una camarita compacta de calidad leed este artículo que hemos hecho en Quesabesde.

9 amigos han escrito:

Francesc Sistach dijo...

Realmente precioso. Uno se levanta a las 3 de la mañana por los nervios del trabajo, ve esta foto y se acuerda de lo bonito que es este mundo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Una imaginacion con todo lujo de detalles y color.

Expectacular.

Besos

Màrius LG dijo...

Que foto mas buena Martín, parece que este en el lugar, y hasta noto la humedad del bosque. Felicidades.
Una abraçada.

Ana María Espinosa dijo...

Nada hay que iguale a la naturaleza.
Tu visión maravillosa.

Ángel Corrochano dijo...

Una fotografía genial. Estupenda para evadirnos un viernes

un abrazo

Mariluz dijo...

Precioso rincón otoñal, para perderse durante horas!
Buena toma!!

Ducky dijo...

Yo también viajo con la imaginación a parajes como el tuyo.

Vaya curro que te has pegado con la Canon. Y yo para qué voy tan cargada?

XuanRata dijo...

Desde luego, ese arroyo solo lo ha podido poner ahí tu imaginación.

Félix dijo...

No es de extrañar que viviendo donde vives, en algunos momentos intentes evadirte mentalmente a esos bellos y tranquilos parajes.

Aunque muchos ciudadanos solos los pueden ver en películas, documentales o fotografías.

Tu y algunos de los que andamos en busca de esas imágenes, todavía sabemos donde encontrarlos.