David Mengual


La concentración del músico. Coincidí con David en la grabación de un disco y aproveché la ocasión para buscar una buena imagen con estética clásica. En el proceso me quedé embelesado de ver cómo la música fluye por las manos del artista, en una conexión perfecta entre su cerebro y el oído. Musica para los oídos, alimento para el alma. El arte nos hace humanos.
Olympus E3 + Leica 25

6 amigos han escrito:

madofthehill dijo...

La mirada y la partitura hacen que te vuelvas loco, una maravilla de composición.
Es curioso como unas ondas, ya sean mecánicas como el sonido o electromagnéticas como la luz puedan hacernos llorar, reír...en definitiva sentir...

Ducky dijo...

Excelente, me encanta su expresión de concentración.

josh dijo...

El gesto, las manos, el instrumento, la partitura...está todo y en una combinación perfecta.
Qué bueno.

Anónimo dijo...

Una vez oí en Catalunya Música un director de orquesta francés que dijo: "La música no resuelve los problemas pero cura las heridas". Joan

Víctor Roblas dijo...

Martín, la música fluye por sus manos, como la fotografía fluye por las tuyas. Un momento justo, antes o despues no habría sido la misma fotografía.

Josep M. Ferrer dijo...

Buen retrato. La expresión de concentración que has captado es muy bonita. Buen ojo fotográfico!!!