Religiosidad




No me considero una persona religiosa, pero la religiosidad de los demás me emociona, es curioso. Un grupo de personas han hecho un via crucis entre las rocas de una montaña, y visitarlo cuando no hay nadie, es extraño. Además, si amenaza tormenta, la escena es impactante, nuestra imaginación vuela. Claro que tambien puede haber quien piense que pintar en las rocas no es muy correcto. Todas las opciones son válidas para mí.

Olympus E3 + Zuiko 12-60 + Flash Metz 48 AF


5 amigos han escrito:

Anónimo dijo...

Impresionante tu blog, tienes unas fotos que son una maravilla. Enhorabuena.
David (Cantabria)

Campurriana dijo...

Martín, en este caso perdonable por la belleza de una fotografía que pone los pelos de punta...amenaza tormenta y ella sabe que sale imponente siempre en los retratos...

Martin Gallego dijo...

Ostras, no lo había pensado. ¿Da miedo esta foto?
Saludos!

Campurriana dijo...

Siempre me han gustado las tormentas, Martín, y éste podría ser el escenario de la próxima película de...

Me encanta el sonido de los truenos cuando aparecen casi con la luz del relámpago. Realmente impresionante.

Un homenaje para ellas y sus melodías...

F. Antolín dijo...

Miedo quizás no sea la palabra adecuada, pero a mí un poco de yuyu si me da. Al contrario que a tí, la religiosidad de los demás no me emociona (aunque la respeto)y menos cuando traspasa la frontera del fanatismo y, personalmente, creo que para hacer eso en una montaña un pelín fanático hay que ser. Eso es algo más que tener fe.
En cuanto a la foto ¿qué te voy a decir yo?, ¿qué le diría el discípulo al maestro?.