Prueba objetivo Olympus MZuiko Digital 100-400 ED F5-6.3 IS



Siguiendo con la línea de ampliar su gama de teleobjetivos, Olympus presenta este nuevo zoom 100-400 F5-6.3 que vendrá a ser una alternativa más económica al anunciado 150-400 F4.5 Pro que aparecerá dentro de poco. Si bien este nuevo 100-400 no está incluido dentro de la serie profesional, la verdad es que está muy cerca de ello por características y prestaciones, habiendo claras diferencias en este sentido con objetivos más sencillos dentro de la marca como es el MZuiko 75-300 F4.8-6.3 II. Siempre he pensado que la gama de objetivos disponibles para el protocolo m4/3 no aprovechaba su ventaja del factor de multiplicación 2X para ofrecer a los usuarios focales extralargas a precios contenidos, cosa que otros sistemas no pueden hacer. Parece que Olympus está poniendo remedio a esa carencia y este nuevo 100-400 es la muestra de ello.

El MZuiko 100-400 F5-6.3 montado en mi viejecita EM1 MKII. Hacen buena pareja!
Este nuevo MZuiko monta 21 elementos ópticos agrupados en 15 secciones y 8 de ellos son especiales para corregir aberraciones y deformaciones. El diafragma es de 9 palas con el orificio central redondeado y cierra hasta F22. El filtro delantero es de 72mm, una medida bastante común dentro del segmento. Dispone de estabilización de imagen que se suma a la del cuerpo de la cámara para permitir unos tiempos de disparo tan bajos que resultan increíbles, un poco más abajo entraré a fondo  en el tema. Podéis ver todas las especificaciones técnicas en el siguiente enlace.
Por cierto, recordaros que si clicáis encima de las imágenes podéis descargarlas a tamaño completo y al final de la entrada encontraréis también algunas muestras en RAW para vuestras pruebas. Sin trampa ni cartón!


En el cuerpo del objetivo encontramos cuatro interruptores: uno a la derecha que fija el mecanismo de zoom para que no se estire en posición invertida, y tres más a la izquierda que sirven para activar la estabilización de imagen, la selección de distancias de enfoque y el interruptor de enfoque automático. El aro del zoom sólo necesita un cuarto de vuelta para ir de los 100 a los 400 mm y lo hace de manera suave, teniendo en cuenta que el objetivo "crece" cuando llega a los 400 mm. El aro de enfoque está en la parte delantera y sólo es operativo cuando seleccionamos foco manual o enfoque automático con ayuda manual. Este objetivo es resistente al polvo y a las salpicaduras de agua y por lo tanto lo podemos utilizar bajo la lluvia,  pero hemos de evitar sumergirlo o aplicarle agua a presión.

El nuevo MZuiko 100-400 está en el centro, a la izquierda el 40-150 Pro y a la derecha el 300 F4 Pro. No desentona!
El peso es de 1120 gramos sin accesorios y las medidas 86.4 x 205.7 mm. De serie trae el aro desmontable con pie para trípode tipo Arca Swiss y en la caja también encontramos un parasol rígido, cilíndrico y sin pétalos  de 70 mm de longitud que se puede montar al revés para el transporte. Si miramos en la parte posterior del objetivo, junto a los pins de contacto, veremos la inscripción "Made in Japan" y también la goma para conseguir estanqueidad cuando lo montamos sobre la cámara. 
Todas estas caracteristicas son las que hacen que no desentone si lo ponemos junto a sus hermanos de la serie Pro tal como vemos en la imagen superior. 



Más cosas, es una magnífica notícia que a este objetivo se le pueden montar los dos multiplicadores Olympus disponibles, el 1.4X y el 2X, con lo cual las focales y luminosidades quedarian en un 560mm F:7-9 y en un 800mm F:10-13. Ya sabéis que si aplicamos el factor de multiplicación   para hacerlo equivalente a cámara de carrete, este 100-400 obtendria imágenes similares a un 200-800 y aplicando los multiplicadores se convierte de máximo en un 1120mm con el 1.4X y en un 1600mm con el 2X. Veamos unas muestras:

https://drive.google.com/file/d/12CAnntQla5IWDAsUF_nf1tzK5WVZMu_b/view?usp=sharing
100mm

400 mm

560 mm


800 mm

La distancia mínima de enfoque es de 130 cm desde el sensor de la cámara a cualquier focal, o lo que es lo mismo, 110 cm desde la lente frontal del objetivo. Eso hace que a 400 mm sea apto para  fotografía de aproximación con un factor de aumento de 0,29X que permite fotografiar bichos asustadizos gracias a la distancia que hay entre animal y objetivo:



Este factor de aumento a la mínima distancia de enfoque se ve incrementado si utilizamos los multiplicadores, pasando a ser de 0.40X y 0.57X con lo que se conviertenen un auténtico cañón con sus ventajas y sus inconvenientes para fotografiar animalitos o flores. Desde luego requiere de un periodo de adaptación, cuando intentamos enfocar por primera vez alguna cosa cercana utilizando la focal de 400 mm (o más con los multiplicadores) lo que suele suceder es que simplemente...no la encontramos. Paciencia pues para los que tengan pensado usar este objetivo para fotografía de aproximación, los resultados pueden ser espectaculares pero requiere de un periodo de adaptación por nuestra parte para acostumbrarnos a sus características.



Es muy importante recordar que cuando disparamos a pulso a mínima distancia de enfoque y 400mm de focal (o más si usamos multiplicador) la trepidación puede ser enorme, es recomendable aumentar la sensibilidad para tener opción a una velocidad más alta y ayudar al mecanismo de estabilización de imagen en unas condiciones tan complicadas para él.
De hecho, la recomendación de aumentar la sensibilidad cuando utilicemos este telezoom se podría hacer extensiva a cualquier uso que le demos, exceptuando las situaciones con mucha luz ambiente como exteriores a pleno sol. Para todo lo demás, sensibilidades de 400 o 640 ISO nos ayudarán a utilizar velocidades que congelen el movimiento de los sujetos o evitar la excesiva trepidación en disparos a pulso.


El estabilizador de imagen integrado en el objetivo mas el de la cámara se suman para permitirnos tomar imágenes a pulso a velocidades escandalosamente bajas permitiendo varias combinaciones de funcionamiento dependiendo de la posición del interruptor en el cuerpo del objetivo: en ON la estabilización del 100-400 se suma ala de la cámara, en OFF la estabilización del objetivo está apagada y la función de estabilización de la cámara funcionará de acuerdo con los ajustes de la misma. Si no queremos estabilización de imagen, la hemos de desactivar tanto en la cámara como en el objetivo. En la práctica a 400 mm de focal he obtenido series de imágenes aceptablemente nítidas a 1/10 seg. e incluso a 1/5 seg. conteniendo la respiración he obtenido  alguna fotografía sin trepidar. Es real hablar de 6 pasos de ganancia  de velocidad como mínimo utilizando la estabilización de imagen con la EM1 MKII utilizada en esta prueba, sirvan como ejemplo del buen funcionamiento del estabilizador las imágenes superior e inferior  obtenidas a pulso al primer intento a 1/15 seg.



Personalmente cuando fotografio a pulso objetos estáticos a velocidades lentas debido a poca luz ambiente utilizo el modo de estabilización S-IS 1 y normalmente un sólo punto de enfoque en modo S-AF o enfoque sencillo. En estas circunstancias, cuando apretamos a medias el disparador hemos de dar tiempo a actuar al estabilizador y al enfoque automático ya que lo hacen a la vez,  el momento de tomar la foto es cuando pasados unos instantes el foco queda confirmado con una señal sonora más el círculo verde en el visor y además el recuadro verde del punto de enfoque queda "estabilizado". Hay un par de funciones en el menú que nos ayudarán a asegurar fotos enfocadas y sin trepidar cuando la luz escasea:


Tal como vemos en la foto superior, en el menú C1 podemos elegir el comportamiento de la cámara al enfocar. Si lo dejamos en Apag. tiene prioridad el enfoque sobre el disparo y no hará la foto hasta que no haya conseguido enfoque.


Por otro lado, en el menú personalizado C2 podemos decidir el comportamiento del estabilizador de imagen antes de disparar. Si elegimos "Puls. a medias con IS" y lo dejamos en "Enc." veremos cómo actua la estabilización si pulsamos a medias el botón disparador, lo que nos ayudará a encuadrar de manera precisa sobre todo cuando usemos focales del entorno de 400mm.



Si utilizamos este 100-400 para fotografía a pulso de animales u objetos en movimiento es conveniente utilizar el enfoque automático de tipo C-AF, la configuración de cámara seria la que se describe por ejemplo en la pág. 66 de la guia de uso de la Olympue EM1 MKIII. En estas condiciones es recomendable tener disociado el enfoque del disparo, tal como se explica en la guia anterior, y seguir el sujeto a fotografiar intentando que se mantenga más o menos en el centro del encuadre y los puntos del enfoque automático queden encima. Aquí está la verdadera dificultad para los que no somos especialistas en el tema, mantener el objeto dentro del encuadre! Cuanto más tiempo lo consigamos, más facilidades tendrá el enfoque automático para  ser preciso.


Este uso del 100-400 como tele a pulso para fotografiar objetos en movimiento requiere de un tiempo de adaptación hasta conocer sus reacciones y el comportamiento del conjunto objetivo/cámara, cosa que se acentúa si montamos un multiplicador. Por otro lado hay que recordar que la calidad de imagen y el enfoque a objetos lejanos se pueden ver comprometidos por las distorsiones del aire caliente si la temperatura es alta, Un ejemplo de ello seria la imagen inferior toma a mediodia con la temperatura y humedad ambiente muy altas por la proximidad al mar. El punto de enfoque fue el reloj del campanario más cercano, pero si clicamos encima de la foto y la miramos al 100% veremos que  falta nitidez y el efecto se acentua si miramos los edificios que hay detrás o el campanario más lejano, que ya parece un cuadro impresionista totalmente distorsionado. De hecho, algunas tomas de muestra para este artículo las he deshechado por este motivo y procuré fotografiar objetos lejanos a a primera hora de la mañana para ahorrarme este desagradable efecto.


Así mismo, un servidor no utiliza filtro protector en los teleobjetivos ya que en alguna ocasión he tenido problemas de precisión de enfoque a causa de ellos!
En cuanto a las deformaciones, éste objetivo está libre de ellas ya que aunque no lo parezca, no tiene un esquema óptico extremo y la diferencia entre la focal mínima y máxima es sólo de 4X, ambas dentro del rango de teleobjetivo.
Por lo que respecta a las aberraciones cromáticas, el comportamiento de este 100-400 es excelente ya que en situaciones de muy alto contraste no encontramos rastro de ellas como se puede apreciar en la siguiente imagen:



Este objetivo, a pesar de no ser excesivamente luminoso, aún permite jugar con los enfoques selectivos y fondos desenfocados, sobre todo a las focales más largas. Para fondos con motivos intrincados a distancias medias el aspecto del desenfoque es bueno, más que bueno, y es una situación que no todos los teleobjetivos resuelven satisfactoriamente, un ejemplo a continuación:


Evidentemente, cuanto más cerca estemos del sujeto más desenfocado aparecerá el fondo si utilizamos un diafragma lo más abierto posible, efecto que es más evidente en fotografia macro. Y aquí también el aspecto de la zona desenfocada es muy bueno, con transiciones de color excelentes sin artefactos extraños:


Este 100-400 no es un objetivo diseñado para retrato, pero por rango focal sí que permite primeros planos con la ventaja de aplanar las facciones haciéndolas más reales. Si además utilizamos un diafragma abierto y cerramos un poco el encuadre centrándonos en el sujeto podemos obtener retratos más que dignos con las focales cortas:


En cuanto al comportamiento de este 100-400 cuando le montamos los multiplicadores de focal, realmente me ha sorprendido en positivo sobre todo con el 2X. Es cierto que con este duplicador el comportamiento del objetivo se vuelve más extremo, disparar con el equivalente a un 1600 mm no es ninguna broma y las posibles incidencias comentadas más arriba se agudizan! En cuanto a la rapidez y precisión de enfoque, aun guardo en la memoria el referente de la prueba del  Zuiko 90-250 F2.8 del protocolo 4/3 junto con el multiplicador de focal 2X y sus indecisiones con el AF, un mundo de diferencia en cuanto a comportamiento de enfoque con este nuevo MZuiko 100-400 junto con el 2X ya que el conjunto funciona aceptablemente bien. Con el 1.4X  el entendimiento es superlativo, parecen hechos el uno para el otro! Eso si, es aconsejable enfocar en zonas con buen contraste, tramas o líneas paralelas, un pequeño truquillo sobre todo con el 2X. Os dejo unas muestras empezando con el 1.4X



y ahora un par de imágenes más con el multiplicador 2X:






Y para ir acabando, os dejo unas muestras de cómo se comporta este objetivo en la vida real. Ya sabéis que me encantan los teles para la fotografía urbana, tienen un punto de vista totalmente diferente del resto de lentes y me encanta jugar con las perspectivas, alineaciones, elementos seriados, factor humano, etc, etc. Sinceramente, he disfrutado como un enano paseando por las calles buscando puntos de vista diferentes gracias a sus 800 mm equivalentes!
A continuación unas muestras:











Pero en realidad este objetivo será un objeto de deseo para los fotógrafos de naturaleza. Para mi también ha sido un excelente compañero en salidas al campo, muy versátil para buscar puntos de vista diferentes, aunque pido disculpas porque mi especialidad no es la fotografia de animales en libertad y puede que echéis en falta alguna imagen de este tipo. Aquí unas muestras:












y a continuación unos cuantos archivos en formato ORF por si queréis descargarlos y jugar con ellos, tan sólo tenéis que clicar encima de cada imagen:






 




Y ya hemos llegado al final. Como siempre, ha sido un placer pasar unos días en compañía de este nuevo MZuiko ED 100-400 F:5-6.3 IS, un objetivo muy versátil tanto para campo como para ciudad que destaca por su calidad tanto de imagen como de construcción. Además el saldo positivo se ve incrementado por el buen comportamiento con los dos multiplicadores de focal, algo que hará felices a muchos fotógrafos de naturaleza. No se me ocurre ningún pero que ponerle, ni siquiera el tamaño y peso me parece excesivo para lo que ofrece. En cuanto al precio, según rumores sin confirmar parece ser que estará alrededor de los 1300 €.
Lo dicho, un placer y espero que hasta dentro de poco, parece ser que habrá más novedades...

Edito a posteriori. En los comentarios, Ramón me hace notar que en los RAW para descargar no hay ninguna imagen a la focal de 400mm. Así que he subido a Drive unas cuantas imágenes para descargar si queréis tomadas con el MZuiko 100-400 a 400mm a pulso, las veréis clicando aquí.

8 amigos han escrito:

Alejandro dijo...

Martín, te comento un pequeño error: el 75-300 tiene apertura máxima en extremo tele de f:6.3 también, claro que con una distancia focal 100 mm más corta.

Un saludo.

Pau Viu dijo...

Els objectius impressionants, com tot Olimpus, però l’ull que hi ha darrera, no te preu. Gràcies pel que feu.

manelympus dijo...

Un objetivo a tener en cuenta y una excelente revisión, como no podia ser de otra manera... lo único que como tu ya apuntas, yo he encontrado a faltar fotos de seguimineto de animales... es una verdadera lástima que OLYMPUS no te haya pagado un viaje al Serengueti para poder capturar manadas de leones, bueno leonas, que son las que en realidad cazan, persiguiendo a los siempre sabrosos Ñus... pero al menos has logrado capturar al Mono del Anís y mira algo es algo.
Una abraçada company.

Martin dijo...

Pues no es broma lo que te voy a comentar, Manel. Los días que tuve el objetvio coincidieron con el confinamiento de la pandemia, y la desescalada posterior. Debido a eso no tuve acceso a localizaciones que hubieran sido fantásticas para generar imágenes de animales, ni siquiera el zoo de Barna estaba abierto! Pero quejarse es de cobardes y me busqué la vida como buenamente pude, por eso aparecen tantas palomas :-) Un abrazo, salud y buenas fotos!

Nando dijo...

Una pregunta Martin, este obgetivo no se a probado para hacer nocturnas a la luna oh no es aconsegable, esque tengo dudas entre el 100/400 y el 40/150 cual me aconsejas para ademas de lo que comentas hacer nocturnas

Martin dijo...

Mmmmmm, complicada cuestión Nando! El 100-400 es perfecto para primeros planos de la Luna, pero por si sola esa no es razón suficiente para comprarlo, creo. Ambos objetivos son complementarios, pueden convivir en la bolsa de un fotógrafo de naturaleza, si no tienes el 40-150 F2.8 Pro yo empezaria por él ya que es muy versátil, sirve para muchas cosas y da una calidad apabullante, te lo recomiendo mucho. El 100-400 es un objetivo para especialistas que tiene claro lo que quieren, para cosas muy concretas, pero yo empezaria por el 40-150 aunque para la Luna se quede un poco corto. Venga, un saludo, salud y buenas fotos!

RamónFc dijo...

Hola Martin, Gracias por tu trabajo. A ver, estoy planteandome la compra de este objetivo Y me hubiese gustado ver un RAW a 400mm. los he descargado todos y no veo ninguno es un error mio? Gracias.

Martin dijo...

Hola Ramon. Pues ahora que lo dices, es posible que en los raw que he puesto no haya ninguno a 400mm de focal, la verdad es que no me fijé al subirlos. Pero pondremos solución a eso, he subido unos cuantos a una carpeta en Drive que puedes descargar, si quieres:
https://drive.google.com/drive/folders/1gIuPIrp2HozLCzRQxPyoBcNA-Yt0EAMc?usp=sharing
Venga, Salud y Fotografia!