Sandra Lázaro.


Os explico una bonita historia. El dia de la manifestación del 11 de septiembre en Barcelona me llevé la cámara (para variar) aunque también iba con la intención de vivir la jornada intensamente junto con mi mujer y un grupo de amigos. Al rato de tomar posición entre el gentío monté un teleobjetivo y desde donde estaba empecé a mirar a través del visor como si de un pirata con catalejo se tratara. De repente vi una chica fotografiando que destacaba por encima de la multitud y pensé con cierta envidia: "ésta se lo ha montado bien, se ha traído una escalera". Pero cual no seria mi sorpresa cuando se giró y me miró fijamente sin perder el gesto de concentración. "Ahora es la mia, pensé" así que enfoqué y disparé una ráfaga a F2.8  mientras ella se llevaba la cámara a la cara otra vez y me devolvía el disparo. Después bajamos los aparatos como si de un duelo fallido del oeste se tratara y a modo de despedida la saludé con el pulgar hacia arriba mientras me perdía entre la multitud. Lo reconozco, no me volví a acordar de ella hasta que abri la tarjeta en casa. Al ver la foto el gesto de la chica me impresionó, es de una concentración máxima que roza la dureza porque el trabajo lo requiere así, ser fotoperiodista requiere mirar hasta encontrar aislándose de todo lo demás. Pero al momento surgió una pregunta: ¿Y quien es ella? Pero para eso uno tiene recursos y amigos y le pregunté al bueno de Pepe Encinas, que conoce a todo el mundo de la profesión. "Es Sandra Lázaro", me dijo, y me fuí a mirar su web: al entrar fui consciente de que acababa de dar con otra persona que subir a mi altar de la dignidad fotográfica. Así que pense que para el procesado de la foto un BN clásico que resaltara el elemento principal le haría justícia y la haría más atemporal, que es lo que tienen  las buenas fotografías. Como las que hace Sandra.

Olympus EM1 MKII + MZuiko 40-150 Pro

1 amigos han escrito:

RECOMENZAR dijo...

Maravilloso tu blog y tus fotos Eres un artista