Prueba de campo flash Olympus STF-8

Serapias lingua junto a flor de Linum usitatissimum. Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8
Si bien el nuevo flash Olympus STF 8 ya lleva un tiempo en el mercado, he esperado la época de floración de las orquídeas silvestres para llevármelo al campo y explicar con imágenes mis impresiones en la vida real. La verdad es que ha sido un reto y a la vez un placer utilizar de modelos estos pequeños tesoros de la naturaleza que hay que proteger, pero creo que ha valido la pena. Antes de nada quería aclarar que sin la colaboración del amigo Àlex Alonso esta entrada no hubiera sido posible, gracias mil Àlex!  

Fotografiando una Ophrys sphegodes con la Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8 + Trípode Benro

Hace años  utilicé con la Olympus E-3 el lujoso sistema de flash doble macro Olympus STF-22 con excelentes resultados, pero siempre pensé que una versión más pequeña sería ideal sobre todo cuando aparecieron las cámaras m4/3. Cuando fue anunciado este nuevo flash doble para macro STF-8, del que podéis descargar el manual de instrucciones aquí, al ver las fotos pensé que era más o menos cómo un servidor hubiera mejorado el antiguo STF-22.

Ophris tenthredinifera sin abrir. Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8
Todo el equipo de flash viene guardado en un excelente estuche semirígido bastante compacto y fácil de transportar. Dentro encontramos el cabezal, pequeño y plano pero con capacidad para 4 pilas AAA que permite recargas casi instantáneas, los dos flashes propiamente dichos conectados al cabezal con un cable en espiral no desconectable, dos difusores aclopables y dos arandelas de 46 y 62 mm para poder utilizar el conjunto junto con los diferentes objetivos previstos: el MZuiko 30 macro, el MZuiko 60 macro y el MZuiko 12-40 F2.8 Pro. Por último, también viene el manual de instrucciones completo en forma de librito de papel, una sana costumbre que no se ha de perder :-)

Ophrys sphegodes delante de Barlia robertiana. Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8
En cuanto a controles, en la parte posterior del cabezal vemos dos ruedas. La de la derecha sirve para regular las diferentes combinaciones de potencia entre el flash derecho y el izquierdo. La rueda de la izquierda tiene una posición con el símbolo de cámara y RC para seleccionar que el modo del flash sea controlado por el menú de la càmara, tanto si es TTL directo o por radiocontrol. El resto de posiciones de esta rueda son las potencias parciales cuando utilizamos el flash en modo manual.



Aparte de esas ruedas tan sólo vemos el botón de encendido, un piloto verde para confirmar el funcionamiento y un led amarillo que se enciende cuando la carga del flash está lista. Un poquito más abajo vemos el gatillo de ajuste rápido del flash a la cámara, mucho más cómodo que un mecanismo de rosca.

Ophris tenthredinifera. Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8
Este flash es estanco al agua y polvo, para mi eso es una garantía en durabilidad. Además, es compatible con las nuevas funciones de las cámaras Olympus como son  Focus Bracketing y Focus Stacking. El peso con las 4 pilas incluidas se queda en 285 gr., con lo cual el conjunto de cámara, objetivo y flash marca en la balanza 1050 gr., baterias y tarjeta incluídas. 

Ophrys sphegodes, creo. Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8
En la vida real, o sea, en el campo, las situaciones en cuanto a luminosidad son básicamente dos: con el sujeto principal bajo el sol directo o bien a la sombra. Personalmente utilizo dos configuraciones de cámara un poquito diferentes para cada una de ellas que paso a explicar a continuación. A pleno sol pongo la rueda de modos en S (prioridad de velocidad) y selecciono un valor de 1/250 seg. con la sensibilidad en ISO Low y la medición de la luz en prioridad al centro, ni matricial ni puntual. Si el destello de flash no es de mi agrado por insuficiente o por exceso, lo corrijo mediante el menú de cámara, ya sabéis, la casilla del rayito y el símbolo +/-. En el citado menú de cámara la posición de flash es la de obligado, el símbolo del rayito.



Ophrys lutea a pleno sol. Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8
Cuando el sujeto está a la sombra muchas veces no tiene sentido utilizar el flash, pero en ocasiones me gusta darle un pequeño destello para iluminar un poquito más lo que está cerca de la cámara. Para ello paso a modo A (prioridad de diafragma), un valor del mismo de F2.8 o F4, medición prioridad al centro, y en el menú de cámara paso a la posición Slow para que la luz ambiente sea la que mande en la escena y el flash tan sólo rellene un poquito al sujeto. Como en ocasiones a la sombra en modo A la velocidad es lenta para disparar a pulso tengo que acabar utilizando el trípode para evitar trepidaciones y falta de nitidez aún utilizando el flash.

Raro ejemplar de Serapias lingua sin color, hipocromático, a la sombra.  Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8 + Trípode Benro
Hay que tener en cuenta que incluso en la sombra, si el grado de ampliación es elevado, va bien utilizar el flash para iluminar las zonars interiores y más recónditas de la flor. En estas ocasiones el trípode es un accesorio imprescindible (o un saquito de arroz si la planta es bajita para dejar reposar la cámara) ya que para conseguir una cierta profundidad de campo es conveniente cerrar el diafragma a valores medios y en consecuencia los tiempos de exposición son más largos con el riesgo de trepidación si disparamos a pulso.

Ophrys sphegodes. Olympus EM1 MKII + MZuiko 60 macro + Flash STF-8 + Trípode Benro
Como ya se comentó más arriba, este flash permite la inserción de anillas para adaptarlo a varios objetivos. Con la de rosca de 62mm podemos utilizar el MZuiko 12-40 F2.8 Pro como un objetivo macro en la posición del zoom de 40mm, más que suficiente para primeros planos de flores o animalitos de mediano tamaño. 

Serapias lingua utilizando el MZuiko 12-40 Pro como objetivo macro. Olympus EM1 MKII + Flash STF-8


Una buena notícia es que la arandela del flash de 62 mm montada delante del MZuiko 40-150 Pro no oscurece las esquinas, con lo cual podríamos adaptarla mediante anillas reductoras y poder utilizar el STF-8 sobre el 40-150 Pro para hacer macros!
Y hasta aquí mi experiencia de uso con este flash. Han sido unos días magníficos disfrutando de la Naturaleza y la Fotografía de la mejor manera posible: en buena compañía y fotografiando estos pequeños tesoros que nos regala la primavera. No soy un especialista en orquídeas ni mucho menos y para su clasificación he utilizado la guía "Atles d'orquídies de Catalunya", de Josep Nuet Badia. Os pido por favor que si algún nombre no corresponde con la planta me lo hagáis saber en los comentarios :-). 
Por último, una imagen que me ha regalado Àlex mientras tomaba las fotografías que ilustran esta entrada, gracias!




5 amigos han escrito:

agus dijo...

ya me has puesto los dientes largos,saludos

Martin Gallego dijo...

Jejeje, un saludo!

RECOMENZAR dijo...

Una genialidad tu entrada Es lo que mejor he visto en mucho tiempo

Anónimo dijo...

Como siempre un maestro.
Un abrazo.
Luis

Anónimo dijo...

Ya estoy mirando precios

Muchas gracias por tu claridad