Paco Rocha


Barcelona, Julio 2015.
No puedo evitarlo, la composición me puede. Estábamos charlando después de unas cervecitas a la caída del sol y con el rabillo del ojo estaba viendo el recuadro impoluto de la tapia iluminado por la farola, así que no tuve mas remedio que pedirle al bueno de Paco que posara haciendo un poco de postureo, cosa que no le costó mucho. Por cierto, ya estáis tardando en visitar su web

Olympus E-M1 + MZuiko 17mm

3 amigos han escrito:

Luis Serrano dijo...

Genial. Uno de esos fotones que tardan demasiado tiempo en ponerse delante de la vista.
Un byn de libro.
Por mi parte le hubiese eliminado la parte alta, dejando solo el recuadro impoluto. Un abrazo

Martin Gallego dijo...

Jejeje, la esclavitud de las formas puras! Me da miedo buscarlas, aunque no puedo evitarlo. Sobre ello podría escribir mucho, me debato entre esa búsqueda y la fotografía emocional donde lo importante son los sentimientos. Aunque seguramente lo mejor es practicar ambas :-)
Un abrazo Luis y gracias por pasar!

Malgorzata Ingstad dijo...

Perfect for me!