Postales de la indignación: Domingo por la mañana


La resignación no es una opción, sólo el trabajo y el ejemplo con nuestra actitud hará que la siguiente generación no caiga en nuestros errores. Me gustaría dejarle a mi hijo un mundo donde no manden las grandes empresas, sino los representantes de la gente. Simplemente.

0 amigos han escrito: