Postales de la indignación: SOS Educación


Si el sistema educativo público sigue adelante es gracias a la dedicación que le están poniendo los profesores y demás personal en estos tiempos de recortes salvajes. La educación y la sanidad públicas deberían ser intocables, pero hoy por hoy los que deciden el futuro de ambas llevan a sus hijos a centros privados y a mutuas sanitarias cuando les duele algo. 
Dicen que en los primeros 6 meses de este 2012 han huido de España 220.000 millones de euros. El capital se va después de habernos exprimido y los que mandan piensan en otras cosas menos en garantizar los servicios mínimos a la población. ¿Pero es que no nos damos cuenta de que ahorrar en educación y sanidad es una aberración que sólo se le puede ocurrir al que no los utiliza?
Hagámonos un favor y elijamos  a gente normal para gobernarnos. No más políticos profesionales, por favor. 

1 amigos han escrito:

Robert Geiss dijo...

The child, a very moving detail. Great picture.