A primera hora


Cuando aún no hay mucha gente y el mar está en calma, es cuando mejor se está en la playa. En esos momentos tengo una sensación de gozoso júbilo que conecta con tiempos de infancia. Si buscara en la caja de lata de los recuerdos seguro que encontraría alguna foto con colores desvaídos por el tiempo que han teñido aquellas imágenes para siempre. 
Buenos recuerdos, buenos tiempos.