Barça-Madrid


La televisión y el fútbol se han convertido en la actualidad en objetos de adoración. Recuerdo que de pequeño en muchas casas había un pequeño rincón, generalmente en la entrada,  con figuras de santos, crucifijos y fotos de familiares ya desaparecidos,  tradición que seguramente es heredada de la cultura romana o incluso anterior. Actualmente ya no existe ese altar, mejor dicho, ha sido sustituido por un rectángulo que nos mantiene varias horas al día frente a él, y en muchos hogares podemos encontrar mas o menos cerca de la caja negra símbolos del equipo de fútbol del que somos seguidores, máxime cuando retransmiten un partido de la máxima rivalidad nacional. 
Todo esto no pasaría de una simple curiosidad etnológica si no fuera por los graves problemas que estamos atravesando colectivamente los que nos plantamos delante de la caja tonta, aunque tal vez la miramos precisamente para sentirnos parte de un grupo ganador y descargar emociones. En todo caso da igual, ya se encargará el lunes de ponernos otra vez al día de la cruda realidad. 
Pan y circo, televisión y fútbol, no aprendemos.

7 amigos han escrito:

Jan Puerta dijo...

Hay amigo... yo estoy esas horas siempre que puedo delante del ordenador. Y otros, delante de los nuevos artilugios antaño de telefonía.
Lo cierto es que no aprendemos. Y eso si que es jodido.
Un abrazo

Ducky dijo...

Y seguimos sin aprender....

ercanito dijo...

Precisamente en la "previa" del partido del siglo (supongo que llevaremos ya unos treinta o cuarenta) el gobierno ha anunciado un tijeretazo del copón a la sanidad y la enseñanza.

Nada es por casualidad.

XuanRata dijo...

La pregunta que nos hemos hecho tantas veces ¿qué pasaría si el fútbol desapareciera de pronto? El instinto tribal es demasiado potente y brotaría en otro lugar, seguro.
Por lo demás, aunque no soy aficionado al fútbol me gusta ver como une, especialmente a los rivales.

moncat dijo...

pan y circo, en sus distintas adaptaciones a los tiempos, intuyo que es una necesidad tribal. Durante un periodo de tiempo une a ricos y pobres, a sabios y necios, de derechas y de izquierdas, cristianos y musulmanes,... visto así igual tiene su lado bueno.

julio - casas en venta dijo...

me encanta el barca.. el mejor equipo del mundo..

Tony dijo...

Antes fue la Iglesia, ahora es el fútbol, se supone que tenemos más información que antaño, pero por lo visto seguimos sin querer ver lo que tenemos delante de nuestras narices. Y luego vamos diciendo que somos libres y que tenemos democracia. EN VERDAD TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS, ESO, NADA. En verdad nos tienen como productos, no como seres. Tan real como la vida misma.