Armonía


Diría que es un ejemplar de Clytus arietis, un escarabajo que imita los colores y formas de las avispas, sobre una hoja de lirio. 
Yo no creo en las teorías que hablan de que cuando perdemos la armonía interior, enfermamos. Mas bien soy del tipo "¡joder, es que se me junta todo!". Pues eso mismo, he pasado unos días enfermo como colofón a una mala racha por varios motivos, de manera que el agobio llegó a ser importante y hubo algún interruptor en algún sitio dentro de mí que dijo basta, hasta aquí has llegado chaval. Así que tocó reposar y pensar en los ratos muertos, que fueron muchos. Para motivarme imaginaba el día en que volvería  a salir al campo en busca de una luminosa mañana de primavera y perderme entre flores e hinojos cual alegre bicho que ve el cielo por primera vez. Así un día tras otro hasta que se hizo la magia y me encontré fuerte para escaparme una mañana, una maravillosa mañana fotografiando en la naturaleza que me supo a gloria. En ciertos momentos recordé las interminables horas postrado imaginando un día como aquél  y tuve la certeza de haber recuperado la armonía, la mía y la del mundo.
Con que poco nos conformamos, sólo con estar vivos ya somos felices.

10 amigos han escrito:

ercanito dijo...

Ésta me gusta más que la anterior, más después de leer el texto.

Me alegro de tu mejoría.

Una abrazo.

manelympus dijo...

Es cierto que las cosas funcionan así, desde dentro hacia afuera, nunca al revés... pero a veces nos han de ocurrir ciertas cosas, para que lo descubramos y aún más importante lo comprendamos... por eso no hay mal, que por bien no venga... como decía mi abuela, así que yo, ahora, me alegro de que hayas pasado esa "experiencia" la cual sin duda, aún te habrá hecho más sabio... hasta el punto de saberte feliz por el sólo hecho de vivir esta vida...

Un abrazo muy fuerte, Martin.

Anónimo dijo...

Jo, despues de Manel, es dificil escribir cuatro palabras con tanto contenido. Me alegro que te encuentres bien y que nos des esos buenos dias a que nos tienes acostumbrados, tu has salido a ver la primavera, pero a mi me la has hecho llegar sin salir de mi escritorio, "savias tus palabras, ovi huan" (ovi huan - seguro que no se escribe así, quiero decir el de la guerra de las gaaxias).

Una abraçada.

moncat dijo...

Si uno disfruta con lo que hace y además encuentra el tiempo e inspiración para hacerlo con placer, es el mejor antídoto para cualquier mal rollo.

Con esta excelente foto, seguro que ahuyentaste tus nubarrones.

Saludos.

Xurde dijo...

Pues la primavera se ha portado bien contigo, una foto muy elegante.
Ahora ya sabes hay que cuidarse para no volver a caer. Todos en algun momento tocamos fondo. Hay que estar preparado.
¿Te parece alegrarse por estar vivo...?

Ars Natura dijo...

Extraño insecto, nunca lo había visto.

Mantén tu energía alta y no volverás a caer... no bajes la guardia.

Un saludo.

Martin Gallego dijo...

Gracias maj@s! Xurde, lo de alegrarse tan sólo por estar vivo es una sensación que he captado en países del mal llamado "tercer mundo". No tienen de nada, o muy poco, y sin embargo disfrutan la vida tan sólo por el hecho de vivir. ¿Las ambiciones se llevan la alegría? Ahí hay tema de reflexión...

Xurde dijo...

Estimado Martín,

pues NO creo que las ambiciones en si nos lleven la alegría, es más, no creo que la gente se alegre del hecho de vivir salvo que vean la muerte de cerca o que esta tenga fecha en el calendario.
Sin embargo sí creo que muchas veces nos imponemos o la propia sociedad nos impone metas que en cierto modo nos impiden vivir el momento, el día a día, el minuto a minuto y eso, eso sí nos hace daño, dejar de disfrutar de un café en el bar de la esquina o un simple paseo por la montaña, el respirar el salitre sentado en la playa… hay tantas cosas que ocupan nuestros sentidos de forma plena y no les damos aprecio, TANTAS… una botella de vino compartida con un amig@ en una montaña para ver como se pone el sol, tengo mil ideas para no desperdiciar ni un minuto de la vida, hasta en el dolor tenemos que crecer porque todo pasa y sentir es algo maravilloso,…VIVIR, VIVIR Y VIVIR, ese es mi lema. Martín, a este “estar vivo” me refería en mi comentario.
Se puede vivir físicamente y tener el alma muerto.
Hace poco me mandaban un cortometraje que se titula “Las esperas”, es de Ismael Curbelo, fue ganador de la primera mención de la I edición de “Canarias Rueda en Lanzarote” (adjunto link).
http://www.youtube.com/watch?v=mB4ItrJIdig&feature=youtube_gdata_player

Seguiré meditando sobre el tema, mientras me alegraré de estar VIVO.

;)

Gracias por tu reflexión y por tus fotos.

Un vivo ABRAZO...

XUrdE

Martin dijo...

Xurde, preciosa reflexión la que haces y que comparto totalmente, no puede ser de otra manera.
Mas tarde me miro el enlace que pones, internet es una gran manera de compartir cultura.
Un abrazo vivo también para tí.

XuanRata dijo...

Las crisis, personales y sociales, tienen, deben tener, este efecto colateral: volver la vista y el corazón a lo esencial.
Los macros, los buenos como los de Martín, tienen esta cualidad, la de decantar la realidad.