Tengo un proyecto, soy feliz.


Mas que una certeza, el título de esta entrada es la descripción de un estado de ánimo. Es muy importante encontrar una motivación para desarrollar nuestra creatividad y en lo fotográfico, las posibilidades son literalmente infinitas.
Tan sólo el tiempo dirá que imágenes merecen perdurar.  En nuestra mano tan sólo está disfrutar con lo que hacemos y por supuesto, hacerlo lo mejor posible.
La foto de arriba no creo que pertenezca a ese grupo, pero tocaba foto en color y ésta es bastante diferente de lo que he subido últimamente...

4 amigos han escrito:

Jan Puerta dijo...

Tener un proyecto es tener ganas de seguir más vivo que nunca. Me alegro enormemente.
Hay fotos que quizás no le damos la importancia que otros (de aquí un tiempo) le darán. Cosas de la creatividad, supongo.
Un abrazo

MartinAngelair dijo...

Me gusta mucho tu proyecto,...

...que seguramente no se quedará sólo en título,... :)


...y tu foto, que parece un cuadro pintado directamente sobre la pared.





Muchos besos.
B.N.C.M.

Josep Fábrega Agea dijo...

Pues yo estoy absolutamente frustrado. No me gusta nada de lo que hago y sé que esta vez voy a dejarlo definitivamente.

ercanito dijo...

Josep, yo te doy proyectos para aburrir a las moscas. Al contrario que Martín, a mí no me hace feliz porque es señal de que se van amontonando sin poder acabar ninguno. Lo importante es disfrutar, y para eso no es necesaria meta alguna, simplemente pasear con las mejores luces y mantener viva la mirada, disfrutando de la luz, aunque la mayoría de las veces las fotos pasen delante nuestra sin que nos demos cuenta.
Lo que no se puede hacer es forzar la maquinaria, porque el fotógrafo no crea, decide. La creatividad está sujeta a la pintura, arquitectura, escultura, cocina... el fotógrafo "simplemente" decide qué y cómo conservar, y para eso "sólo" hace falta sensibilidad y algo de suerte. Sal sin objetivos establecidos, pasea con la cámara y deja que las fotos te encuentren a ti. Es la mejor forma de no volver decepcionado.

Mi estado de ánimo está por los suelos, pero la fotografía ayuda. A mí no se me olvida que gracias a ella, haga o no buenas fotos, me acerco a la naturleza, a los olores de la marisma, a los insectos, a los reptiles... a todo lo que me hace feliz.

Ánimo Martín, fuerza y suerte para tu proyecto, y mantén informado.