Juan


Ya me lo dijo hace unos meses: la mitad de las tiendas de la calle cerrarán antes del verano. Él bajó la persiana a principios de este mes porque entre impuestos y gastos ya ni siquiera sacaba para sacarse un sueldo, según me dijo, y desde hacía un par de meses tenía que poner dinero de su bolsillo. 
Pero ahí le tenéis, genio y figura,  y como siempre sin regatear una sonrisa!

8 amigos han escrito:

Jan Puerta dijo...

Hay cosas que duelen demasiado. Esta es una de ellas.
Que gran fotografía a pesar de todo.
Un abrazo

Jaime dijo...

Puta crisis. Mi negocio es familiar, somos mi mujer y yo y una compañera desde hace 9 años a la que intentamos mantener porque es otra familia que 'depende' de nosotros. Facturamos un 40% menos que en 2007 cuando empezó todo esto, pero los gastos si se han incrementado con la vida, especialmente la factura de la luz. Hemos proyectado una remodelación de la tienda (vía préstamo) por aquello de intentar un revulsivo, pero como me quedan menos de dos años de contrato de alquiler le pedimos a nuestra casera más años de contrato; su respuesta: una subida del 20% en el alquiler. Corren malos tiempos, amigo, pero intento no perder la sonrisa...

Pd. No soy un llorón de vicio, pero esta entrada me ha tocado.

josh dijo...

A los que nos pilló ya creciditos las inauguraciones del Pryca (el carrefour de ahora) y todos los que vinieron después (Alcampo, etc...) se nos retuerce un poco las entrañas viendo estas cosas.
Siempre he tenido la secreta esperanza de que los centros comerciales fracasaran o, al menos, no se tragaran las tiendas de barrio, los cines de siempre y tantas otras cosas que se sustituyen ahora paseando las calles que no lo son de los centros que digo.
Yo si soy un poco llorón, pero estas cosas no me dan ganas de lloriquear: me da rabia, me mosquean...me dan ganas de hacer cócteles molotov para un Frente de Liberación por fundar.
Un abrazo, sobre todo a gente como Juan y Jaime.

Albert dijo...

Se de que va el tema, he trabajado 26 años en un pequeño comercio de fotografía (ahora estoy en el paro) pero la gente prefiere autoengañarse en los grandes centros comerciales, pensando que lo sabe todo y que con lo que cuentan los foros de internet ya tiene información suficiente (JAAAAAAAAAAA...). Yo me lo tenia que currar mucho para que mi cliente se llevara lo mejor para el, lo que quería y necesitaba (y normalmente al mismo precio que en los grandes). Imposible engañarlo (tampoco lo habría hecho), un cliente insatisfecho no regresa jamas, pero todo eso es agua pasada, ahora la venta ya no se hace de esta manera, ahora vas al montón, revuelves un poco y al final te levas una caja, y a veces aciertas, otras no...

Luis Calle dijo...

Es mejor reir que llorar. Claro que la situación de esta puta crisis que ha golpeado más fuerte al más débil (que "valientes", verdad ?)es para llorar. Yo tambien lloro a carcajadas como un loco. Antes de loco era un puto asalarido en la construcción.
5.000.000 de abrazos !

Cata Loshuertos dijo...

Entre las grades superficies y las tiendas de los chinos, nos estamos cargando una gran masa de trabajo que son esos pequeños comercios, cerca de casa, qué nos conocen y conocemos, que le puedes dejar la llave porque el crio se ha ido con la bolsa de deporte y sin llaves ...
No se si inventaremos un nuevo orden, este que tenemos ahora parece que se nos ha estropeado.
... Disculpas. No quería ser desagradable, al final me he liado.

Martin Gallego dijo...

Cata Loshuertos, eso que dices de los pequeños comercios es absolutamente cierto.
Esta no es una entrada pesimista, por desgracias es simplemente realista.
Gracias a todos por pasar.

manelympus dijo...

Ultimamente si bien te sigo, hago pocos comentarios...

En este caso si he querido dejar constancia de una cosa, y es que me parece una muy, pero que muy buena fotografía, todas las que haces son buenas, cuando no mejores, pero no sé, esta es que no puedo dejar de mirarla, ni él a mi eh, que conste, y me mira directamente a los ojos... te has lúcido tete, encuadre, composición y "revelado" perfectos.

De la crisis, paso ya de decir nada, ya lo han dicho los otros compañeros anteriormente.