Antonio

Hoy era su último dia de trabajo, mañana será un jubilado. El se ha cuidado durante muchos años de mantener una escuela de las de antes, de aquellas que tenían el techo tan alto que era imposible llegar con bolitas de papel mojado disparadas con el tubo de un boli. En su pequeño taller que huele a cedro como el resto de la escuela, como todas las escuelas, se encuentran mil y un restos de batallas ganadas contra el tiempo. Una foto del Español, plantas, un cartel del PC, un banco de trabajo, una nevera, en definitiva un microcosmos hecho a medida en el que reina un orden práctico, leve, casi cómodo. 
Suerte Antonio, que te la has ganado. La vida empieza ahora.

5 amigos han escrito:

Jan Puerta dijo...

Tants anys, tota una vida que diria un que jo em se. Aquestes imatges tan reals et queden collonudes. Es una manera de fer-nos veure la relativa importància dels detalls (que potser tots tenim) però que la majoria de les vegades som incapaços de veure’ls.
Una abraçada.
Impecable imatge.

Jaime Capote dijo...

Amigo, ten cuidado con las escaleritas a ver si vamos a tener un disgusto y una baja laboral, con el trabajito que te ha costao el curro...
Bromas aparte, enhorabuena por la foto y felices fiestas, por supuesto también para el profe.

AgusMartin dijo...

Me encanta el detalle de la bolsa y el paraguas encima de la mesa, como si estuviese ya listo para marcharse. Eso es saber contar una historia de una persona.

Antonio ¡Mucha suerte en tu nueva vida!

Nano dijo...

... que envidia me das, Antonio.

Felices Pascuas...

Annilina dijo...

Quin gran retrat; molt ben triada aquesta perspectiva! Felicitats