Belleza efímera

Hay fugaces momentos de belleza que retenemos en la memoria: un atardecer en buena compañía, una música hermosa para un momento especial, una conversación entre amigos, el sol de invierno en una terraza o una gota de lluvia suspendida en una rosa roja. Todos esos instantes nos reconcilian con el mundo y con nosotros mismos, tan sólo hemos de ser capaces de reconocerlos. Soy de la opinión de que la belleza está siempre ahí, escondida tras una forma, un gesto o una sensación. La fotografía nos permite retomar y compartir esos instantes, tan sólo dependemos de nuestra capacidad para reconocerlos y la previsión de tener una cámara a mano, por supuesto. ¿Es difícil? Bueno, creo que esa búsqueda ya es hermosa por sí misma y me conformo con que de vez en cuando aparezca  alguna imagen  que transmita lo que sentía cuando la tomaba. 

La técnica está muy bien, pero hace falta algo más para llegar al corazón. Es nuestra forma de buscar la belleza la que hace que veamos las cosas a nuestra manera: esa visión particular depurada y destilada poco a poco, foto a foto,  nos acerca al arte y  nos hace estar a gusto dentro de nuestros zapatos.

Esto que he escrito debe ser alguna variante de la filosofía zen, o algo así, jejeje, pero de vez en cuando va bien dejarse llevar.

PD: Este viernes dia 26-11-10 inauguramos la expo colectiva "Pont del Petroli, 25 mirades" a las 19.30 h. Si queréis pasaros tenéis asegurada una copita de cava.

8 amigos han escrito:

Luis Calle dijo...

Recientemente alguien me comentó que sus últimas fotografías buscaban "menos técnica y más contenido". Algo difícil de lograr la mayoría de las veces.
Mucha suerte con lo de las exposición.

Ducky dijo...

Estoy leyendo tu entrada, tan hermosa como pasional, mientras escucho "Guns N' Roses" y te aseguro que mientras te leía, iba despacio, parándome en dejar que mil escenas de esas que tan bien describes, vinieran a mi mente. ¿Te puedes creer que me he emocionado?
Gracias, Martín, por este momento, por ese saber hacer que tienes.
Besos y hasta el viernes!

XuanRata dijo...

Así es, buscamos la belleza de aquello con lo que no contábamos de antemano, sin saber dónde ni a veces el cómo, pero ahí seguimos, incesantes.

ercanito dijo...

No se puede explicar mejor.

Erelea dijo...

Esa belleza hubiera sido efímera si no la hubieras encontrado y metido dentro de una fotografía.

diminuto blog dijo...

...esa búsqueda ya es hermosa por sí misma

La técnica está muy bien, pero hace falta algo más para llegar al corazón

Sí, Martín sí. Me gusta.

:-)

MartinAngelair dijo...

Siempre comprendí que en ciertos círculos culinarios, se empleen flores como un ingrediente más.



A tu rosa dan ganas de comérsela.
Como si ya fuese un fruto.





Por otro lado, me gusta el cava, y con gusto brindaría por vosotros y por esa expo que me trae a la memoria,...reciente,...hermosas fotografías,... :)






Besos.
B.N.C.M.

mauro dijo...

Hola.
Estuve viendo tu blog y debo decir que es, magnifico.
Yo también tengo un blog de este estilo aquí te dejo la dirección:
http://desdeunobjetivo.blogspot.com/