Marta y el diablillo

En Badalona quemamos al demonio en la fiesta mayor. Construyen un ninot gigante, tipo falla, y en  la noche de Sant Anastasi se quema como representación de los males del mundo. Dias antes los crios de los colegios hacen muñecos del demonio y se exponen en diferentes zonas de la ciudad. Marta estaba con su madre viendo los muñecos y no pude evitar pedir permiso para  fotografiarla junto a un simpático diablillo. Quedó chula, ¿eh?.
Edito: A petición del Dr. Frikosal, aquí va una versión en color:

11 amigos han escrito:

Crisstina Carrillo dijo...

Chulisima...
la nena, un ángel!

abrazo
criss

MartinAngelair dijo...

Más que chula...



En suelos como ése, es una maravilla patinar,...ya no te digo bailar.





Buenos días.
Besos.

frikosal dijo...

Que foto más guapa Martín, están simpatiquisimos los dos. Marta un poco más.

Me gustaría verla en colores.

josh dijo...

No soy quién para ponerle pega al nombre que le han dado a la figura...¿Cómo se llamaba ese diablillo de niña?
La versión en color la hace más dulce.
Un saludo.

Xmlara dijo...

Siempre me suelen gustar más las fotos en color.

Quemar al diablo, no es... "un regalo para él"? :p

Chapa dijo...

Muito divertida.

XuanRata dijo...

Encantadores los dos. Esta vez pide color.

ercanito dijo...

No soy muy de retratos infantiles en grises, pero ésta vez sí me quedo con el blanco y negro. Una cómplice genialidad con el gesto de Marta.

¡¡Simpatiquísima!!

alterdom dijo...

Me encantan!

no se porque prefiero la negra y blanca, más intensa y esencial

frikosal dijo...

La pongas como la pongas es muy buena, quizá si mejor en BN.

jarenas dijo...

Para mi mejor la de color, me parece que queda mas simpática.
Para cuándo un libro de retratos espontáneos? :)