La tercera vía, estética y fotografía.


Toda fotografía tiene una estética. Otra cosa es que el autor de la misma sea consciente de ello. Hay un par de definiciones que nos sirven a este fin: La Estética es la "Teoría filosófica de la belleza formal y del sentimiento que esta despierta en el ser humano", y también es el "Aspecto exterior de algo o alguien desde el punto de vista de la belleza formal". Por ese motivo me gustan las fotos que toman los/as diseñadores gráficos y los pintores, tiene un sentido muy estético en las fotos que toman y anteponen la belleza estética a la narración. No sucede lo mismo en el fotorreportaje, donde prima la narración de los hechos por encima de la estética de las fotos (ver esta entrada en el blog de Mª Rosa Vila). Y que nadie me malinterprete, disfruto mirando ambos tipos de imágenes. Para mi la fotografía ideal es un punto medio entre ambas concepciones, una tercera vía, cosa que está al alcance de muy pocos autores y que me obsesiona y tortura cuando fotografío.

En cuanto al arte fotográfico, muchos autores se encasillan en una estética si consiguen vender sus fotos, cosa que por otro lado me parece cojonuda. El tema de la fotografía en el mercado del arte español sigue unos patrones extraños, y para entenderlos hay que estar cerca de los círculos de poder, las grandes fortunas y los marchantes-galeristas. Pero ese es otro tema.

Todo ello me pilla muy lejos, de momento en Internet soplan vientos de Libertad y es gratis, con lo cual los pobres desgraciados que hacemos fotos por amor al arte (atención al doble sentido....) podemos seguir haciendo lo que nos viene en gana. Para bien o para mal.

Por supuesto, esta es una entrada que pretende ser polémica, espero vuestra opiniones para subir los niveles de audiencia, ups, perdón, eso último se me ha escapado, jejejej

8 amigos han escrito:

ercanito dijo...

La tercera vía está al alcance de muy pocos, pero por suerte Martín, hay tipos con un talento y sensibilidad capaces de reunir el valor más artístico en la fotografía documental (hasta donde se puede sin general grandes revuelos tipo "muerte de un miliciano" o la foto del cuervo de Carter).
Ahora bien, ¿esos elegidos trabajarán para una casa española por nóminas tan a la baja y padeciendo un constante desprecio al valor de la imagen?
A veces, cuando leo el blog de Mª Rosa vila, Paco Elvira, Tino Soriano y otros (te debo estos agradables descubrimientos) me doy cuenta de cómo está el panorama fotográfico artístico y documental y me alegro muchísimo de ser un simple aficionado cuyo mayor pago es el placer de ver en el LCD que acabas de hacer una buena foto.
Después de estar siguiendo tu blog y tus fotos como un fanático obseso, y haberte leído determinados artículos, sólo me queda desearte que sigas ahí y así, perseverante. Recuerda aquello que te dije hace meses: arte, siempre arte.
¡¡Cuidate MAESTRO!!

JanuskieZ dijo...

Hi... Looking ways to market your blog? try this: http://bit.ly/instantvisitors

Frabisa dijo...

Además de estética, tiene armonía, ritmo y color.

Los que hacemos fotos sin ser profesionales con mayor o menor fortuna tenemos la libertad de hacer aquello que nos apetece, así que nada más que decir al respecto.

Un beso

kyungmee dijo...

that is crazy! Just wild..I love it! Wonderful as always!!

Erelea dijo...

Dice el viejo refrán "Solo el necio confunde valor con precio".
El problema es que hoy día el precio enmascara el valor de las cosas hasta tal punto que los que se mueven por precios han conseguido arrinconar a los que se mueven por valores.
A mi me parece que tus fotos valen mucho, así que sigue así, haciendo lo que te viene en gana.
Un saludo

Araceli dijo...

Vaya con esa eterna dicotomía!
Al final todo acaba surgiendo en lo que popularmente llamamos la crisis del papel en blanco. ¿Como llenarlo? ¿Con que? ¿De que anera? Lo mismo con la cámara fotográfica. La técnica acaba siendo el refugio para llenar ese papel. Algo bonito delante del objetivo, un buen encuadre, unos parámetros de velocidad/obertura correctos… siempre son (o pueden ser) un salvavidas. Lo más difícil, una vez más es la foto que va más allá, es decir la tercera opción que tu defiendes.
Cuando de vez en cuando vemos fotógrafos maravillosas por su mensaje, su personalidad, su fuerza (su capacidad de fusión de técnica y mensaje)... casi que solo nos queda el consuelo de que en algún pequeño rincón de la imagen aparezca un blanco quemado, una mano trepidada o lo que sea para que nuestra profunda y herida mediocridad se vea menos afectada diciendo eso de... “...si, pero...” cuando en el fondo soñamos con poder firmar capturas como esas.
¿Que es mejor, un violinista técnico o un violinista expresivo? De repente pienso que, claro, sin una buena técnica no existe una buena expresión. Voilà tu blog!!

Toni Valls dijo...

Hola Martín,
Tu foto de hoy es buena, pero el comentario es excelente. Te has lucido. Saludos.

Bruxo dijo...

Creo que los americanos lo tienen claro, el fotógrafo (que quiera vivir de su obra) ha de adaptarse a lo que pide el público. Ahora si económicamente no dependes de ello, fotografía lo que te de la gana y como te de la gana.

Por cierto Fernando Puche hace un análisis abierto muy interesante a la vez que desolador sobre el estado del "arte" fotográfico: http://www.dslrmagazine.com/estado-del-arte/diario-de-un-fotografo/diario-de-un-fotografo-122.html.