Divagando

¿Es la belleza un estado de ánimo? Estoy convencido de que ella está tras los ojos del que mira, del que busca lo hermoso abriendo los sentidos. Es ese acto de buscar, conscientemente o no, el que nos prepara para el momento del hallazgo. Esta vigilia o acecho puede perdurar en el tiempo creando una manera de convivir con los sentidos como si en realidad no fueran nuestros, como si dejáramos entre ellos y nuestra mente un espacio en el que cae lo feo y lo superfluo, y solo lo genuino consigue atravesar el vacío.
Esa distancia con la realidad a tiempo real es lo que defino como un estado de ánimo descubridor de belleza.


12 amigos han escrito:

joseFe dijo...

querido Martín, cuando he visto la foto, he pensado..., que maravilla de composiciones (fondos incluidos...) hace Martín..., pero luego leo el texto..., y ya me daba igual la foto..., podía haber sido un fondo gris 18%...
que mas puedo decirte...

Es ese acto de buscar...
...creando una manera de convivir con los sentidos...
...y solo lo genuino consigue atravesar el vacío.

un abrazo, y gracias por darnos esos gestos de belleza...
joseFe

McLucas dijo...

Nada que añadir a lo ya dicho por josefe, nada

Francesc Sistach dijo...

Pues lo mismo. Por aclamación.

Con todo, me quedaré un rato mirando la foto también.

Màrius LG dijo...

Acabo de ver la revista de CASANOVAS FOTO, y ..... que sorpresa mas buena. Felicidades Martín, te vas labrando el camino, un buen camino, Felicidades de verdad. Com sempre, una abraçada.

Ducky dijo...

Tan hermosa la foto como el relato de tus sentimientos al fotografiar. Emocionante, maestro.

madofthehill dijo...

Supongo que es precisamente eso lo que diferencia a una buen "fotógrafo", el echo de entender la fotografía, la belleza...
En cualquier caso una imagen preciosa, sin duda esta foto ha atravesado enteramente ese espacio...Una foto perfecta.

Araceli dijo...

Impresionante post!
Me encantó!
Bellísima foto (como todas las que cuelgas) i bellísima descripción de una mezcla de sentimiento y actitud ante la vida. Quizá un budista hablaría de una especie de nirvana. Delante de determinadas circunstancias que nos envuelven en estos tiempos, pienso que es bueno intentar buscar esa pureza de espíritu... tanto como sea posible... tan puro como el aire que sopla en la cima del Everest.

ARIPI DE FLUTURE dijo...

very beautiful

XuanRata dijo...

Qué cierto, amigo. Aunque yo diría más bien que no es que se cree un espacio entre la mente y los sentidos sino que desaparece todo espacio entre ellos. Puede parecer un poco desesperanzador pero solo se encuentra fuera lo que ya está en uno mismo de algún modo, aunque para ello quizás no haya más remedio que abrirse plenamente al exterior.
En esta entrada hasta la foto remite al pensamiento zen, con ese verde naciente, ese amanecer vegetal que estremece.

Erelea dijo...

¡Qué preciosidad de foto!
¿Dónde pongo el 10?

Sokaina dijo...

Verdaderamente increible :|

Félix dijo...

La foto me encanta, pero la descripción de ese momento entre la búsqueda y el hallazgo de la belleza, está muy bien analizado y explicado.
Por algo siempre he dicho que eres un maestro.