El viejo y el conejo



En los alrededores de la catedral un hombre mendigaba, y a cambio ofrecía un pequeño espectáculo. El conejito permanecía quieto (estaba vivo, eh!) mientras le iba poniendo cosas encima, y con la armónica hacía como sonidos de efectos especiales. Lo tenía muy ensayado, de manera que conseguía captar la atención de los transeuntes, sobre todo de los mas menudos.
Para hacer la foto primero le dí las monedas que llevaba en el bolsillo y luego bajé la cámara a ras de suelo. Con la pantallita desplegada y girada hacia mí pude componer para que entrara todo guardando la verticalidad.
Cuando la miro me parece una imagen entrañable, positiva incluso dentro de los tiempos que corren.
Olympus E3 + Zuiko 14-42

10 amigos han escrito:

XuanRata dijo...

Todo aparece ensamblado, concentrado en un espacio mínimo, su escenario entero en una maleta. No solo es el abrigo del conejo. Es otra clase de calidez.

cris dijo...

Es una foto impresionante. Composición, blanco y negro magistrales y además transmite mucho.

Luis dijo...

Me parece una toma 'calida', muy bien compuesta, el tratamiento en B&W le da más fuerza. Salu2

Tomás Sestayo dijo...

Muy bien captado el momento.

Ajuan dijo...

Estupenda fotografía.
Salud!

haideé dijo...

Trabajaba Martín, trabajaba... y tú le pagaste por ello... pero es el dinero mejor ganado que hay, el que sale del propio esfuerzo, sin aditivos mezquinos.

ana dijo...

Esta foto es impresionante. El punto de vista magistral y el blanco y negro sublime. ¡Felicidades, es de esas fotos que se te queda grabada!

turistaentupelo.com dijo...

Al menos se lo curraba para ganarse los cuartos.

Llorenc dijo...

Una gran foto, hay mucha ternura.

Vicko Suárez dijo...

es una foto que me llena de ternura, me recuerda a mi osito