Toni Valls



Es amigo mio. Aquí le vemos en el centro de interpretación de Santa Fe, del parque Natural del Montseny. Los audiovisuales que allí se pasan son en parte obra suya, y de las versiones que se pueden ver hoy en día la reforma y realización corrieron a su cargo. Recomiendo mucho su visionado si váis por allí.
En cuanto a la foto, os explico cómo la hice. El reto era que la pantalla de proyección y el sujeto tuvieran la misma intensidad lumínica, mas o menos. Para ello puse modo Manual en la cámara, medí en puntual sobre la pantalla y retuve los valores que me dió: F:2.8, 1/13 seg de velocidad y 400 iso. Luego conecté el flash externo, puse modo Slow de flash de cámara, y lancé varios destellos de prueba sobre mi mano a un metro para probar. Al cuarto disparo la luz fué correcta, a -2 diafragmas de potencia de destello, y cambié la mano por el sujeto. Disparé tres o cuatro fotos, comprobé que la expresión era correcta y finalizamos la sesión de retrato.
Olympus E3 + Zuiko 12-60 + Flash Metz 48 AFO

8 amigos han escrito:

Ducky dijo...

Ahora si se ve.
Desde luego, una clase cada foto.
Gracias por estos tutoriales, siempre muy interesantes.
Un abrazo

Elisa dijo...

que bueno poder decir..."ese de ahí...es mi amigo"

Màrius LG dijo...

¿Porque fotografiar es tan fácil al lado de Martín Gallego?.
Esa foto también se podría titular así.
Una abraçada.

Víctor Roblas dijo...

Como dicen arriba, gracias por la clase, se aprende mucho de tus fotos Martín. Un saludo y buen fin de semana.

consejosdefotografia dijo...

Genial! Una iluminación difícil muy bien lograda.

Félix dijo...

Muchas gracias por la explicación de la foto, te a quedado muy bien.

Toni Valls dijo...

A mitad de proyección ví como Martín cogía su cámara, la dirigía hacia la pantalla y disparaba su flash... ¿Pero qué hace este ahora? - pensé - ¡no me lo puedo creer! ... Hasta entonces yo pensaba que los que disparan con flash y sin trípode a una pantalla blanca durante una proyección son cualquier cosa menos buenos fotógrafos... Pero Martín estiró el brazo, puso su mano en el campo de visión y disparó de nuevo. Lo repitió unas cuantas veces más. Le veía tan convencido que mis esquemas comenzaron a tambalearse. Para colmo, se volvió hacia mí y me dijo: "ponte ahí", señalando el espacio frente a él. Y aquí estoy, en su blog, con mi audiovisual al fondo y mis esquemas puestos al día. Gracias, Martín.

Martin Gallego dijo...

Jejejej, de nada, hombre!