El fin del verano



Aún no se ha acabdo y ya lo miro con nostalgia. Hemos vuelto a la rutina e inmediatamente echo de menos aquellos dias de playa, comer paella con los pies en la arena, de meterme en el agua cuando no aguantaba mas el sol cual foca holgazana, de casi aburrirme......
Esta foto está tomada de la misma manera que algunas que ya han pasado por aquí, quemando deliberadamente las altas luces. Para ello puse una sobreexposición de +2 diafragmas completos, y medí en puntual sobre la figura del niño. Todo lo que no era oscuro se quemó irremediablemente, pero era el efecto buscado. Luego, al procesar, intenté que el tono de piel fuera el adecuado, simplemente oscureciendo lo que no estaba quemado. Et voilá!
Olympus E3 + Leica 25

6 amigos han escrito:

Xurde dijo...

Buenas Martín, en primer lugar agradecerte la bienvenida que me has brindado. No me canso de ver tus fotografias, me parecen extraordinarias, por eso mi gran ilusión al recibir tu comentario, espero poder seguir disfrutando de ellas con la esperanza de que algún día pueda llegar a estar a la altura. Saludos.

Raul dijo...

La veo genial, parece que esten fotando en la nada, una forma magistral de aislar el sujeto en una toma.

Saludos!

Guillermo López dijo...

Wow Excelentes Fotografías
Cada publicación tuya hace seguirme entusiasmándome con tus fotos y con el trabajo que haces
Saludos

caramelo dijo...

me gusta; la manera como la has tratado hace de ella una foto muy fresca y bonita!

Paco CT dijo...

Ole! Estoy aprendiendo a querer los quemados

RAW dijo...

me parece fantastica esta foto, esta muy lograda. Felicidades por tu blog esta de vicio parate por el mio cuando kieras.

un saludo