Cometa


Estos dias no estaré detrás del ordenador, así que he programado automaticamente esta entrada. Los comentarios ya los subiré cuando pueda.....
De pequeños hacíamos cometas con papel de cebolla, cañas e hilo grueso. De pegamento usábamos harina y agua, y para la cola, trapos viejos de colores vivos. Había veranos que la calle donde vivíamos era como un taller enorme de cometas, y todas las familias participaban en la construcción. Yo las prefería que volaran bien antes que bonitas, y llegamos a desarrollar bastante arte en el tema. Cuando se rompían, llorábamos porque para nosotros ya eran algo mas que caña y papel. Era nuestra manera de tocar el cielo.
Este verano pienso contruir una cometa con mi chaval.
Olympus E3 + Zuiko 12-60

8 amigos han escrito:

Patricia dijo...

Que hermosas fotos! Me has dejado boquiabierta...
Felicidades!!..me dare una vuelta por tu blog que me gusto mucho.
Saludos!

Miguel Emele dijo...

Una situación muy difícil, por el contraluz, y muy bien resuelta. Felicidades, Martín.

caramelo dijo...

¡qué hermosura!!

Tu relato me ha recordado la infancia de papel de seda, carrizo, engrudo e hilo y la misma tarea cuando llegaba ese verano ecuatorial que es más como una primavera sin lluvia.

Gracias, Martín

hugo solo de zaldivar zambelli dijo...

*

Enfokme - Ruben dijo...

Me gusta la composicion, la viveza que da ese azul y la sensacion de libertad de la cometa.Saludos

Fermina Daza dijo...

Esta cometa en el inmenso azul es de una belleza total y muy relajante mirarla. Te felicito por "enésima" vez.

Saludos

Campurriana dijo...

"Era nuestra manera de tocar el cielo". Me ha encantado Martín; el comentario y la fotografía de una cometa que deja ver la luz del sol, que es libre...

Nihil dijo...

Me encanta la imagen y el comentario (: