Llegadas nacionales


Incluso el hecho de que la chica esté movida no me importa, la expresión me recuerda las fotos de principios del siglo XX. Creo que en esta imagen queda bien recogida la atmósfera impersonal de los aeropuertos......
Olympus E3 + Zuiko 12-60

10 amigos han escrito:

Campurriana dijo...

Simplemente genial, Martín. Bellísima imagen.

Y esa chica...¿sabe que es protagonista de tu fotografía?...
:)

Realmente dicen mucho...las miradas, las personas...

No me gustan los aeropuertos. Parece como si la vida se redujese a casi nada...

Anónimo dijo...

Si la mirada no me traiciona, creo que la violinista de la foto se llama Olvido Lanza. És una conocida intérprete profesional de Barcelona. Toca muy bien. Estudiamos juntos en el Conservatorio de Barcelona a mediados de los 80 y coincidiamos muchas veces en el bar del sotano.
Que casualidad! Hacía un montón de años que no la veia. EL tiempo pasa pero ella sigue igual.

Felicidades por enseñarnos a mirar la vida a través de tu mirada.

Joan

Martin Gallego dijo...

Joan, me dejas alucinado! Gracias por pasar!

Salgado dijo...

Me gusta mucho tu foto.

La joven me parece muy atractiva. Queda claro que cada foto tiene una historia (esto es lo que me atrae tanto de la fotografía y no lo encuentro en el vídeo, al ser este ultimo una sucesión de imágenes que no nos dejan reflexionar, sólo esperar que viene después –es una opinión-).

Un saludo muy cordial.

Campurriana dijo...

A mí también me dejáis alucinada...

Opino lo mismo que Salgado....adoro la fotografía y no consigo entender a aquéllos que prefieren el vídeo para retratar sus vacaciones...

Muy atractiva la protagonista; estoy también de acuerdo.

Y así...el mundo es un pañuelo...
:)

Martin Gallego dijo...

A raiz del comentario de Joan he cambiado la música de fondo, he puesto un poquito de violín....
Buen fin de semana!

Anónimo dijo...

Aquí un par de enlaces:

http://www.marcelomercadante.com/bios/olanza.html

http://www.jazzterrassa.org/ca/fitxes/artista.cfm?artista=1476&id_concert=971&leap=1

Joan

Campurriana dijo...

Muchas gracias Joan. Bonita historia la de esta fotografía...

--QUAZZIMODO-- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Que más da si se ve o no el aeropuerto. Lo que commueve es la sensación de soledad entre la multitud de un espacio ciertamente impersonal, la vida itinerante del músico, un blanco y negro muy potente... además del plus de la historia apuntada por Joan y que nos ha hecho imaginar a todos. Solo faltaba la música de Chopin y Mendelssohn de fondo.

Yo tambien te felicito, Martín.

Mónica.