Miguel y Conchi



Me encanta fotografiar gente, a ser posible en su ambiente, donde se encuentren cómodos. En este caso, posando en el salon de su casa. Es cuestión del fotógrafo hacer que las personas que aparecen en la foto transmitan algo mas que una simple pose, y que a la vez se gusten al verse retratados. Muchos condicionantes, ahí está el desafío para mí. Y vale para cualquier clase social. Mañana pondré alguna mas de este tipo, para comprobar estas afirmaciones.

0 amigos han escrito: