Un sitio para pensar



La mayoría de veces que voy a este balcón sobre el mar encuentro a alguien mirando, pensando. Probé varios puntos de vista, pero al final el mas atractivo visualmente es este. Llevé las vallas a los extremos del fotograma, e hice coincidir el horizonte con las barras superiores. Todo simetria, sólo rota por la forma anárquica de las nubes. La visión del objetivo angular ayuda a hacer mas impactante la escena. La medición fué sobre el cielo, es lo que mandaba. Camara Olympus E-300 + 14-54

11 amigos han escrito:

Monica dijo...

Me parece fascinante!

La interrogación dijo...

por dios, que foto más bonita. A ver si con mi supercámara me pongo de una vez a sacar cosas tan buenas.

Paco dijo...

Me gusta mucho la composicion de la imagen y creo que el B/n le va mucho. Lo unico que no me cuadra en esta siemtria es la barandilla de la derecha.
Muy buena foto, un saludo
Paco

Martin Gallego dijo...

Es curioso, la de veces que había pasado por allí y no había conseguido una buena imagen! Esa tarde trabajé el tema hasta que salió. Tienes razón Paco, la barandilla se "cae" hacia dentro, con PSP se arregla en un momento, pero no me gusta modificar las fotos, sólo revelarlas...De hecho, he pensado varias veces llamar a este sitio"Fotos Imperfectas", claro que siempre estoy a tiempo. gracias a todos por pasar por aquí.

toni.b dijo...

Preciosa Martín!

Pero discrepo en una cosa contigo: revelar ya es retocar. La propia cámara ya es una máquina de interpretar la realidad -y por lo tanto de retocar- por lo tanto el postproceso no deja de ser la continuación de nuestro trabajo de interpretación, junto al encuadre y otras cosas más -el preproceso.

Desde luego que no hablo del retoque en sentido tramposo del término, en el sentido de la ocultación y la manipulación (de aquel que miran), algo que ya tiene que ver con la ética.

Al respecto de todo esto te recomiendo los libros de Joan Fontcuberta. Por ejemplo "El beso de Judas, fotografia y verdad"

Un saludo.

Martin Gallego dijo...

En realidad tienes razón, Toni. El ojo humano practicamente iguala las intensidades de luz, cosa que las cámaras de momento no pueden hacer. Es en el revelado donde intentamos dejar la imagen tal cual la vimos o recordamos (al menos en mi caso). Respecto a este tema hay infinidad de opiniones, igual que gustos...Un saludo y felicitaciones por tu blog!

aSmartKid dijo...

Joer, me gusta mucho, mira que es "sencilla" pero me parece muy atractiva!
Un saludo y enhorabuena (por cierto te debo un email, me han llegado cosas... jeje)

adalor dijo...

Muy buena.

nomesploraria dijo...

Vaya pinceladas de nubes.

Anónimo dijo...

Hola Martín,
dices que la medición la hiciste al cielo y de la lectura de otros comentarios de fotos intuyo que utilizas mucho la medición puntual, es así??, a mi me ha jugado malas pasadas y me han recomendado utilizar siempre la medición ESP. Tengo la misma olympus y el mismo objetivo.
Un saludo.

Martin Gallego dijo...

Hola Anónimo. Normalmente utilizo la medición puntual, pero lo realmente importante es dónde medimos la luz. Hay dos opciones: medir en lo principal de la imagen, ya sea persona u objeto, o medir en algo de tono medio para saber la luz presente en la escena que vamos a tomar, ideal hacerlo sobre una carta gris. La medición ESP de Olympus va muy bien para paisajes, y la medición central para disparar con flash (hablo en general). En las fotos que he ido poniendo hay varios ejemplos. Un saludete.