Una tarde cualquiera, en un bar cualquiera


Otra imagen robada. Aquí me he permitido un ligero recorte de la parte inferior y derecha, ajustando el encuadre a la manga y a la bombilla, pata evitar que saliera un diario donde estaba apoyada la cámara.

1 amigos han escrito:

LE MOSQUITO dijo...

Da la impresión de que el señor intuyó el "robo" de su imagen. No lo sé, pero me da esa impresión.
Parece que la mano apoyada se retrae de la bebida, y que los ojos saltan allende la botella como diciendo: "no es mía, yo no tengo nada que ver con esto".
Pero es sólo una impresión.