Maria


Los niños jugaban en el interior de un tubo gigante, que para mi fortuna, era blanco por dentro. Disparé un golpe del flash integrado en la máquina que bastó para una iluminación suave de todo el interior. Hicimos varias tomas y me quedo con ésta. No se quién lo pasó mejor, si Maria o yo. Cámara Olympus E-300 + 14-54.

0 amigos han escrito: