Almeria. Los escullos.


Este es un lugar mágico. Cada vez que pasábamos por aquí intentábamos quedarnos hasta la puesta de sol. Para la foto elegí un entrante del mar y dejé de fondo el lugar por donde se había ido el sol. Monté la cámara en el trípode, puse un filtro degradado gris para el cielo y larga exposición para el mivimiento del mar, además de un golpe de flash para el primer término. En total unas 15 fotografías hasta que no quedó luz. Esta es la que mas me gusta. Cámara Nikon 801 S mas objetivo 24 mm. Diapositiva Fuji Velvia.

1 amigos han escrito:

Sergi dijo...

Realmente el velvia, sobretodo el 50, hacia maravillas, gran foto.

Un saludo.